Miércoles 23 , Agosto de 2017

China intenta prever el futuro de sus ciudadanos con tecnología que predice crímenes

Compañías y policía desarrollan tecnología para detener a criminales antes de que puedan cometer un delito.

Image description


Por Yuan Yang, Yingzhi Yang y Sherry Fei Ju

China, un Estado de vigilancia en el que las autoridades tienen acceso sin límites al historial de sus ciudadanos, está intentando ver el futuro con una tecnología desarrollada para predecir y prevenir el crimen. Las compañías están ayudando a la policía a desarrollar inteligencia artificial (IA) que supuestamente va a ayudar a identificar y detener a los sospechosos antes de que puedan cometer un delito.

“Si utilizamos bien estos sistemas e instalaciones inteligentes, podremos saber de antemano… quién podría ser un terrorista, o quién podría cometer una ofensa”, dijo Li Meng, viceministro de ciencia y tecnología el viernes.

Cloud Walk, la compañía de reconocimiento facial, ha estado probando un sistema que utiliza datos de los movimientos y el comportamiento de los individuos — por ejemplo visitas a tiendas que venden armas — para evaluar sus posibilidades de cometer un crimen. Su software le advierte a la policía cuando el riesgo de cometer un crimen de un ciudadano alcanza niveles peligrosamente altos, permitiendo la intervención de la policía.

“La policía está utilizando un sistema de evaluación de grandes datos para evaluar a grupos de individuos altamente sospechosos basado en lo que hacen y a dónde van”, afirmó un representante de la compañía al Financial Times.

El riesgo se incrementa si un individuo “visita frecuentemente centros de transporte y suele ir a lugares sospechosos como tiendas que venden cuchillos”, añadió el representante.

El gobierno autoritario de China siempre ha amasado datos personales para monitorear y controlar a sus ciudadanos, ya sean considerados como criminales o personas que están involucradas de actividades políticamente sospechosas. Pero la nueva tecnología — desde teléfonos y computadoras hasta el software de IA de rápido desarrollo — está ampliando sus capacidades.

Esta tecnología se está utilizando para acabar con incluso las infracciones más pequeñas. Por ejemplo, las cámaras de reconocimiento facial también se utilizan para identificar y avergonzar a los que no usa los pasos para peatones para cruzar la calle, según los medios estatales.

El Sr. Li dijo que la predicción de crímenes se va a convertir en un uso esencial de la tecnología de IA para los gobiernos.

La tecnología de predicción de crímenes de China utiliza varias técnicas de IA, incluyendo el reconocimiento facial y el análisis de marcha, para identificar a personas de las imágenes de los vídeos de vigilancia.

Además, “el análisis de grupos” puede ser utilizado para detectar patrones de conducta sospechosa, como diferenciar a ladrones de pasajeros normales en estaciones de tren.

Además de rastrear a personas con antecedentes penales, la tecnología de Cloud Walk se está utilizando para monitorear sitios de “alto riesgo” como tiendas que venden navajas, cuchillos y martillos.

“Claro, si alguien compra un cuchillo de cocina está bien, pero si esa persona compra una bolsa y un martillo después, esa persona comienza a ser sospechosa”, dijo el representante de Cloud Walk.

Otro ejemplo de uso de la IA en la predicción de crímenes de China es la “reidentificación personal”, o sea la capacidad para reconocer la identidad de una persona aunque esté en lugares diferentes usando ropa diferente, lo cual es un avance tecnológico relativamente reciente.

“Podemos usar la reidentificación para encontrar a personas que parezcan sospechosas al caminar de ida y regreso en la misma área, o a aquellas que estén utilizando máscaras”, dijo Leng Biao, profesor de reconocimiento corporal en la Universidad de Beijing de Aeronáutica y Astronáutica. La reidentificación nos permite volver a ensamblar la ruta de una persona en un área grande”.

Sin embargo, con la nueva tecnología surgen preguntas sobre la posibilidad de injusticias, especialmente en un país que, según los expertos judiciales, no tiene pesos ni contrapesos en su sistema judicial.

Aunque las leyes en China no permiten la inculpación de personas por un crimen que no han cometido, se puede acusar a sospechosos con el intento de cometer un delito.

“En la práctica, aun si no hay evidencia, todavía se podría acusar a un sospechoso”, dijo Li Xiaolin, un socio en el bufete de abogados de Beijing Weiheng Law Firm. “En China las convicciones erróneas son muy difíciles de revocar mediante una apelación, debido al sistema judicial”.

©The Financial Times Ltd, 2014. Todos los derechos reservados. Este contenido no debe ser copiado, redistribuido o modificado de manera alguna.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: