Después de las fiestas: ¿qué hacemos con esos kilos ganados?

(Por NV)  Las fiestas, los brindis y las panzadas se fueron para dar lugar al señor remordimiento. Pero es normal, nadie puede resistirse a esas mesas cargadas hasta más no poder. Además, diciembre fue un mes lleno de eventos. Y ahora que comenzamos el año, ¿qué hacemos?

Image description
Image description

Si sos de esas personas muy organizadas en su dieta y perdiste el norte durante estos días no te preocupes, pronto vas a volver a la normalidad. Ahora, si disfrutaste al máximo comiendo de todo y no te cuidás con la alimentación, este es un buen momento para empezar a hacerlo.

Increíblemente, la licenciada Giovanna Destefano ya ha registrado a personas que subieron hasta cinco kilos en un mes en esta época. “Y son personas que vienen al consultorio y se preocupan por su comida y sus elecciones”, cuenta asombrada.

Según Destefano, se puede llegar a aumentar un poco más de un kilo a la semana. “Si es que no discriminamos los eventos y asistimos a todos (con seguridad en diciembre por lo menos hay dos por semana) comiendo solo un poco y tomando un par de vasos de cualquier bebida alcohólica o azucarada, ya aseguramos el aumento de peso”, explicó.

Giovanna es licenciada en nutrición hace nueve años. Se dedica a atender pacientes con sobrepeso, obesidad y todo tipo de patologías metabólicas. Se especializó en coaching nutricional por la ICS Uruguay, para el acompañamiento y cambio conductual, fundamental en reeducación alimentaria.

La recomendación de la experta, post fiestas de Fin de Año, es asistir al nutricionista para poder planificar un nuevo año alimentariamente exitoso. “Lo ideal sería aprender a administrar las fechas cargadas de eventos, guardarse solo para los más importantes, la cena del trabajo, Nochebuena y Año Nuevo y así no llegar con kilos de más y culpa al 2 de enero”, indicó.

Pero, ¿qué pasa con la panzada que ya nos acabamos de dar? Todo tiene una solución y eso sería comer saludablemente a partir de ahora. Además, con este periodo de calor que estamos comenzando a atravesar en Paraguay, enero y febrero, necesitamos estar adecuadamente hidratados.

“El tereré en vez de contribuir a nuestra hidratación, por el contrario, nos deshidrata ya que la yerba es un importante diurético el cual no debe utilizarse para deshincharnos cuando tenemos retención de líquidos. En ese caso, lo que debemos hacer es comenzar a beber inmediatamente agua pura”, señaló Giovanna.  

Ella dice que existe un requerimiento personalizado de agua diario. Para calcular cuánta agua necesita nuestro cuerpo podemos utilizar esta ecuación: 34 ml x Kg y así asegurar el equilibrio hidroelectrolítico para regular la temperatura corporal, evitando los golpes de calor, que pueden ser graves sobre todo en personas que se ejercitan.

Finalmente, la nutricionista nos recomendó una serie de alimentos que no deben faltarnos en verano. “Frutas frescas, sobre todo las de estación como sandía, piña, melón, mamón. Y vegetales, por supuesto. La recomendación de consumo diario es de cinco al día. Pueden ser dos porciones de fruta y tres de vegetales”, concluyó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: