Tendencia lavanda

(Por Nora Vega - @noriveg) El delicado lavanda es una apuesta dulce para cualquier estancia de la casa y forma parte de los tonos pasteles o suaves, protagonistas en casi todas las temporadas. Se acopla perfectamente tanto a un estilo campestre y rústico, como a uno elegante y sofisticado.

Image description
Divertite usando el lavanda en tu cocina.
Image description
Es un tono ideal para el cuarto de un bebé.
Image description
Puede ser un tono utilizado solo en algunos complementos en el dormitorio.
Image description
El lavanda también es ideal para las paredes.

Ya sea que solo se utilice en detalles simples como algunos complementos, velas y flores o empleado en su máximo esplendor, en alguna de las paredes; el lavanda es un color muy versátil. Fácilmente se adapta a cualquier espacio del hogar y nunca es chocante a la vista, todo lo contrario, crea un ambiente de paz y tranquilidad.

Este tono crea nostalgia y es por eso que no resulta complicado aplicarlo en ninguna estancia, ya sea el dormitorio, el baño, la sala e incluso el lavadero. Decorar con esta tonalidad y su gama no es difícil, ya que se puede encontrar una gran variedad de colores con los cuales combinarlo.

Es un color femenino y elegante, además es un tono muy calmo, que da una sensación de relax inmediata y es muy grato a la vista por lo que actualmente se está transformando en una tendencia en decoración.

EL LAVANDA Y SUS COMPLEMENTOS
A la hora de ambientar un dormitorio que será compartido con una pareja, se deberá elegir un color unisex, como un marrón profundo o un negro. Y ¡atención con los muebles! No todos funcionan bien con este color. Algunos ejemplos que sí funcionan son el negro, el transparente y el blanco. En cambio, se deben evitar el caoba, la madera del cerezo y los cobres.

Es ideal combinar el lavanda con el color complementario que mejor acompañe al espacio que se quiere decorar. Si va a formar parte de la ambientación del cuarto de una niña, es posible combinar este delicado tono con un rosa o un verde salvia. Para el dormitorio de un bebé se puede emplear con blanco o crema. El lavanda y el cidro (un amarillo verdoso), queda perfecto para darle al baño un aspecto moderno y relajante.

La tendencia también es conjugar estos tonos con la gama de los grises, dando así una variedad de combinaciones bastante entretenidas, pero sin recargar los espacios, proporcionando color y contrastes exquisitos, delicados, románticos y femeninos, adecuados, tanto en estilos actuales como en clásicos.

A su vez, se puede encontrar una diversidad de lavandas, más suaves y oscuros. Si se utilizan para pintar las paredes: los suaves favorecen a la iluminación, con lo que se crean ambientes luminosos, especialmente si están acompañados de blanco. Los medios y oscuros crean espacios más imponentes y distinguidos.

Definitivamente, este tono es muy agradable tanto para pintar las paredes como para incluir en distintos elementos decorativos del ambiente, al que con sencillos pasos uno puede cambiarle la cara. Es una buena opción para crear un espacio tranquilo y con un aspecto sumamente elegante.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: