¿Tu marca es story friendly? 

(Por Alba Ortellado de Ojo de Pez) Imaginate esta situación: estás en tu trabajo, en el bus o esperando el semáforo en hora pico. ¿Qué hacés? Ves stories. Entre videos y fotos de tus amigos, aparecen las de esas marcas que más te gustan, te cuentan qué hay en su día a día, sus novedades, eventos o promociones. 

Image description

Todos sabemos lo bien que hace a nuestras marcas invertir en pauta. Nos ayuda a alcanzar nuevas personas y posibles clientes o consumidores, pero ¿qué les ofrecés una vez que le dan clic al botoncito de “Seguir” a tu usuario? Bueno ahí viene la intención de este artículo, porque nos interesa aumentar el tráfico orgánico en nuestras cuentas y por ende, la interacción.

Obviamente, cada tipo de negocio tiene objetivos comerciales distintos, pero la reputación digital es algo que se construye con creatividad y hay muchas formas más de lograr el éxito con esta plataforma.

Te cuento algunas ventajas de hacer stories:

  • Si te mostrás todos los días, es decir, sos consistente y publicás diariamente, generás comunidad, conectás y te da más visibilidad entre tus seguidores.
  • Podés conocer a tu audiencia, a través de diferentes herramientas que te da esta red social. Por ejemplo, haciendo una sesión de preguntas con el sticker.
  • Podés generar tráfico a tu web, ya sea enlazando una URL (función habilitada para las cuentas con más de 10.000 seguidores) o avisando que dejás el “link en la bio”.
  • Podés mostrar el lado humano o el lado más natural de tu marca o empresa. Realizar stories con el detrás de escena o el día a día es una manera de dar una imagen más cercana a tus seguidores.

Formas de hacerte “story friendly” para que la gente no las salte o te deje de seguir:

  • No alargues tus historias, a menos que tengas un evento donde tenés que mostrar lo que hay y lo que está pasando espontáneamente, un máximo de tres a cuatro historias ya es suficiente.
  • Si subís videos en los que alguien habla, agregale subtítulos. La mayoría de la gente los ve sin sonido. Y si no tenés la habilidad de editar solo, podés agregar como sobre escritos con las tipografías que te da Instagram.
  • Hacé tutoriales, paso a paso de algo. Eso le encanta a la gente. Incluso esto puede ser una consecuencia luego de una serie de preguntas que hagas a tus fans.
  • Creá “una serie” sobre algo, hacé contenido semanalmente bajo un mismo tema o cambialo, pero mantené la periodicidad. Así tu público va a estar expectante cada semana. Pueden ser mini entrevistas, consejos, reseñas sobre algo, etc.
  • Utilizá apps para mejorar tus stories para demostrar que te importa y que te esforzás. Hay muchas que son exclusivamente para formato historias. Cito algunas que me gustan: Nichi, Unfold, StoryArt, Instories, StoryLuxe. Tienen plantillas y algunas hasta son animadas.
  • No llenes tu historia de flyers, eso mata a un fan. Nadie quiere ver historias llenas de texto. Tratá de hacer tu promo o aviso de la forma más creativa posible, con el uso mínimo de texto, a menos que sea imprescindible, como los subtítulos.
  • Sé espontáneo o al menos simulá. La principal gracia de IG Stories es que son imágenes capturadas en el momento. No abuses con las fotos demasiado producidas o posadas. Lo natural o sencillo es lo que más atrae. Usá filtros, gifs, dibujá, pero ponele onda.

¿Este artículo te animó a tener una estrategia de Instagram para tu marca? Podemos ayudarte a crearla, no dudes en contactarnos a: info@ojodepez.com.py.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: