“La primera medida para mejorar la ejecución es sincerarse”, dice vicepresidente de la UIP

(Por Diego Diaz) Según el Ministerio de Hacienda, en el primer cuatrimestre el promedio general de la ejecución presupuestaria fue del 21%, es decir, ni siquiera un cuarto del presupuesto general a dos meses de la mitad del vigente año.

Image description

El pasado 7 de mayo el Poder Ejecutivo emitió el Decreto N°1710/19, que establece los lineamientos generales para la programación, formulación y presentación de los anteproyectos de presupuestos institucionales. El documento resalta que la elaboración tendrá mayor énfasis en los resultados para que la programación de acciones concretas de las instituciones se base en las necesidades reales y los resultados sean medibles.

“Primero hay que sincerarse en cuanto a las recaudaciones y la disponibilidad, el Poder Ejecutivo tiene que presentar un presupuesto acorde a esos dos parámetros y el Parlamento no debe modificarlos como usualmente ocurre, o de lo contrario las ejecuciones continuarán por el mismo camino”, expresó Jorge Pappalardo, economista y vicepresidente de Asuntos Gremiales de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

Pappalardo indicó que alterar los presupuestos en aspectos como salud cuando no existe disponibilidad para hacerlo es un error recurrente, a pesar de que existan leyes para mejorar los controles presupuestarios. También agregó que el mal gasto de los recursos públicos es un factor importante que afecta a las ejecuciones.

En cuanto a la ejecución del presupuesto del Ministerio de Obras Públicas (MOPC), Pappalardo manifestó que aún no comprende cómo no se logra acelerar las licitaciones siendo que estamos en un momento de estancamiento económico. Según el último informe de Hacienda, el MOPC hasta el momento solamente ejecutó 18% del presupuesto que tiene asignado.

“Estoy al tanto de que las instituciones públicas no estaban ejecutando buena parte del presupuesto porque muchos de los contratos pertenecían al gobierno anterior, pero la realidad es que mientras se llevan a cabo los controles, la economía está parando”, sostuvo.

Por otra parte, en la página oficial del MOPC mencionan que el motivo por el cual no se realizaron muchos pagos fue que un número significativo de empresas tuvo inconvenientes en la presentación de documentos y por eso los desembolsos previstos se postergaron.

Asimismo, Pappalardo señaló que es importante que el MOPC “apure la caldera” ya que se requieren de las obras públicas, en primer lugar porque Paraguay sigue teniendo déficits en infraestructura y en segundo, porque eso hará que el dinero vuelva a circular.

Proyecciones seguirán en baja

“Las proyecciones de crecimiento seguirán bajando, aparte, Paraguay debe crecer mínimo 8%, porque si lo hacemos 3% nada más, el aumento solo es de US$ 180 per cápita, teniendo en cuenta que el cálculo se realiza sobre los US$ 6.000 que indica nuestro PIB per cápita”, explicó Pappalardo.

“La creación de infraestructura es el único camino que tenemos para crecer, el sector privado debe tener protagonismo y el Estado obviamente tiene que establecer los controles para la ejecución”, finalizó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: