“Una pérdida de 30% a nivel país, son casi 3 millones de toneladas de soja, que se traduce en dejar de percibir unos US$ 1.000 millones”

Autoridades de la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales (APS) manifestaron esta semana la compleja situación que está atravesando el sector a causa de las cuantiosas pérdidas provocadas por la sequía. Además de esto, expresaron su rotundo rechazo a la creación de nuevos impuestos, y abogaron por una mejor administración de la recaudación de tributos.

Image description

Las pérdidas de los 2.500 socios de la APS rondarían el 40% de la producción, a causa de los factores climáticos que afectaron a las cosechas. Mientras que, entre todos los gremios relacionados al sector, se estima un promedio de pérdida del 30% de la producción anual, reconoció Eno Michels, directivo de la APS.

“Incluso el descenso de los valores es un factor que está complicando la comercialización, porque se estaba manejando una tarifa menor de US$ 279 y en la fecha (martes) creo que se han bajado unos US$ 9 aproximadamente, quedando así en US$ 270 en el precio estimado para el productor”, aseguró. En 2018, el valor por tonelada rondaba los US$ 330.

En cuanto al incremento en la cotización del dólar, señaló que no repercute en el balance final, debido a que la compra de las semillas, los insumos, abonos, agroquímicos se compran en esa moneda, y el combustible que abonan en guaraníes también sufrió un incremento en su precio por litro con esta fluctuación.

"Si hablamos de una pérdida de 30% a nivel país, son casi 3 millones de toneladas de soja, que se traduce en dejar de percibir unos US$ 1.000 millones. Este monto dejó de ingresar al país, por ende, el comercio en general se ve afectado por este factor", afirmó.

Refinanciación

Esta situación adversa afecta directamente a un 30% de los productores de la APS, que están refinanciando sus deudas en las entidades financieras de plaza, porque al dejar de percibir los valores proyectados al inicio de las cosechas, se ven ajustados al momento de abonar las tasas fijadas con anticipación, expresó.

Incluso este porcentaje podría incrementarse si las condiciones siguen complicándose durante los próximos meses.

Esta acumulación en las deudas paraliza las nuevas inversiones en las empresas agrícolas, las ventas de insumos agrícolas, maquinarias y tecnologías aplicadas a la agricultura, es decir, a toda la cadena de valor, refirió.  

Impuestos

La suma de nuevos impuestos perjudicaría considerablemente al sector, según Michels, que de por sí está pasando por un momento difícil, atosigando financieramente a los productores y mermando las inversiones que se realizan habitualmente.

"Si el gobierno introduce nuevos impuestos, voy a tener que ajustar las ventas o tener que dejar de cultivar ciertos terrenos, porque con esas reglas va a ser inviable mantener la situación actual. Eso no solamente va a repercutir en el ingreso de divisas, sino también en la mano de obra vigente", comentó.

Por último, instó a que las autoridades se enfoquen en la reducción de la evasión fiscal y en la mejor administración de los gastos públicos, para que toda la ciudadanía pueda beneficiarse de las inversiones que se realizan con el tributo de todos los sectores.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: