La necesidad de producir biotipos resistentes

Desde hace más de una década, se observa una tendencia en la pecuaria regional: desde que los precios de los commodities agrícolas se dispararon, numerosos productores que criaban o engordaban ganado en tierras con capacidad agrícola pasaron a sembrar soja. De esta manera, la ganadería se mudándose a ambientes adversos a las cuales los animales deben ir adaptándose.

Si bien los precios de la oleaginosa están hoy en su menor nivel después de casi una década, esta orientación continuó: en la tierra donde se puede sembrar, se siembra. Y como consecuencia lógica de esto, la ganadería –sobre todo la bovina– va siendo desplazada a terrenos cada vez más marginales.

Esto significa que los animales son expuestos a condiciones agroecológicas más exigentes, por lo que deben desarrollar padrones de rusticidad cada vez más elevados. Deben ser cada vez más resistentes al calor, a los parásitos –tanto internos como externos– y a condiciones de estrés por sequía. En contrapartida, deben adquirir una mayor capacidad para transformar el alimento en masa muscular, o sea, convertir el pasto en carne de calidad.

De ahí la importancia de los híbridos, que combinan la calidad cárnica de las razas europeas (como la Angus y la Hereford, especialmente) con la resistencia a los ecosistemas tropicales de las razas índicas puras (como la Nelore) o híbridas (como la Brahman). Los biotipos resultantes –entre los cuales destacan, por su cantidad y distribución, los Braford, Brangus o Brahman– cumplen con los estándares de calidad cárnica solicitados por mercados exigentes.

Y en lo referente a la lechería, la cruza de ganado Holando con la raza índica Gir, cuyo resultado es el híbrido Girolando, contribuyó a incrementar las cantidades de leche producidas bajo nuestras condiciones climáticas.

Paraguay ya produce biotipos adaptados de alta calidad, al punto de que países con tradición ganadera (como Argentina y Brasil) han llevado la genética paraguaya para mejorar sus rodeos. Diferentes ferias y exposiciones que se vienen darán testimonio de esto. Se preparan novedades en lo referente a las razas híbridas en Paraguay.

Riz presenta al mercado inmobiliario sus edificios Porta

Riz, la desarrolladora y administradora inmobiliaria paraguaya, realizó un evento de palada inicial simbólica con el objetivo de presentar sus edificios de departamentos Porta 1 y Porta 2, situados en Fernando de la Mora Zona Norte, a pasos del polo corporativo de la capital. Ambos proyectos ya se encuentran en etapa de construcción y ofrecen unidades de varias tipologías, destinadas a propietarios e inversionistas que buscan calidad, seguridad, practicidad y precios competitivos. 

En Los Pingos, vas a amar vivir en Surubi’í

¿Alguna vez soñaste vivir en un oasis natural donde puedas disfrutar de una gran vida en comunidad? Los Pingos - Club de Campo Surubi’í es un barrio privado que apunta al sueño de una nueva forma de vivir, fuera de la ciudad pero cerca de todo. Este innovador proyecto desarrollado por la reconocida firma Altius Group, se ubica en un hermoso predio de la tradicional urbanización de Surubi’í, a orillas del Riacho San Francisco, redefiniendo así el estilo de vida de sus residentes en un entorno natural y seguro, a través de un pórtico de acceso exclusivo y un doble anillo de control.