Nutri tips: Retos sanos que pueden cambiar la vida

(Por Natalie Ríos) Tomar mayor cantidad de agua, hacer actividad física, comer frutas y verduras, son algunos de los consejos que a diario los especialistas nos recomiendan para mejorar nuestra calidad de vida y a pesar de ello, nos cuesta incorporarlos ya sea por el tiempo o simplemente por las ganas. Pero, ¿por qué hacerlo? y sobre todo ¿cómo? ¿cuánto?… Aquí van algunas recomendaciones útiles.

AGUA: ya sabemos que entre el 50 y 70% de nuestro cuerpo es agua y que todos los procesos metabólicos la necesitan para llevarse a cabo y que se va eliminando durante el día a través de la orina, el sudor y la respiración, entonces hay que reponerla constantemente porque sino así como un auto sin agua; el cuerpo disminuye su rendimiento cuando el tanque está vacío y por ende somos menos productivos laboralmente. La sed es el mecanismo que tiene el organismo cuando la reserva de líquidos se agotó, por lo tanto no esperes a ello para hidratarte. Para un adulto sano lo ideal sería tomar de 6 a 8 vasos de agua  distribuidos a lo largo del día, no olvides llevar tu termito de agua al trabajo, lo vas a necesitar.

ACTIVIDAD FÍSICA: la masa muscular se va perdiendo a partir de los 25 años y con ella el lugar donde se quema la grasa (mitocondrias), pero la buena noticia es que a las 4 semanas de empezar una actividad física se vuelve a ganar tejido muscular y es así que empezamos a aumentar el metabolismo gastando más calorías cada vez que nos movemos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo hacer 150 minutos de actividad física semanal distribuidas como uno pueda. Por ejemplo: hacer caminata 30 minutos diarios de lunes a viernes. Esta es una buena manera de mejorar la composición corporal, aumentando músculos, disminuyendo grasas, fortaleciendo los huesos y, por sobre todo, aumentando las endorfinas que nos dan mucho placer.

FRUTAS Y VERDURAS: 5 al día es la porción ideal de consumo, es decir, comer 3 frutas y medio plato de verduras en almuerzo y cena, parece difícil, pero con incorporar 1 fruta en la media mañana y otra en los postres de almuerzos y cenas alguna o varias verduras (crudas o cocinadas) en almuerzos y cenas ya lo logramos.

DE A POCO

Empezá de a poco, si solo tomás 3 vasos de agua al día con aumentar a 5 ya alcanza; si no hacés actividad física primero fijate que días tenés disponibles y dedicale el tiempo que puedas poniéndote como meta llegar a  los 150 minutos; si solo comes 1 fruta por día, agrega otra y si las verduras te cuestan, empezá con alguna en el almuerzo y de poco andá agregando el resto.

Pensemos en pequeños cambios, pero posibles de ser sostenidos en el tiempo, y una vez incorporados, vamos agregando más desafíos hasta llegar al objetivo final.

Llegar a la meta personal impactará, sin dudas, en lo laboral.

¡Animáte y avanzá!