Logística Reversa: un proyecto comunitario de Areguá para disminuir 25% los residuos

Cadena Logística Reversa Comunitaria Areguá es una iniciativa que propone la gestión de residuos sólidos segregada, a través de comisiones vecinales, conectando a hogares e instituciones educativas, a recicladores y acopiadores, que a su vez ingresan a la cadena logística en un modelo basado en la economía circular.

“Siempre es complejo articular a una diversidad de actores con características muy diferentes para desarrollar este proyecto”, dijo Carla Torreani, la impulsora de Cadena Logística Reversa y gerente de gestión sostenible del agua en la Fundación Moisés Bertoni. Según Torreani, se requiere una inversión anual de US$ 26.000 para llevar a la práctica estas soluciones ecológicas. 

Según la entrevistada, el beneficio para las empresas será el aumento del volumen de materiales recuperados, de manera a disminuir su inversión de materia prima virgen e importados para sus envasados, con la disminución del impacto en el medio ambiente.

En el proyecto se tiene previsto desarrollar capacitaciones a hogares e instituciones educativas, sobre segregación de residuos y compostaje. Además, se busca fortalecer a recicladores para una eficiente recolección y monitoreo de materiales recuperados, más un sistema de reconocimientos e incentivos municipales. 

“Este modelo resuelve la mala gestión de residuos sólidos, que terminan en baldíos, espacios públicos, contaminando cauces hídricos, o utilizando quemas de basura como solución. Actualmente, en Areguá unas 1.600 toneladas de residuos al mes van a vertedero y una cifra similar está mal dispuesta”, aseguró.

 Agregó que la propuesta de valor reduce el 75% de los residuos que van al vertedero, por lo que se mejoran las condiciones de vida de pobladores de Areguá y disminuye la emisión de gases de efecto invernadero. 

“Con el proyecto se espera recuperar materiales reciclables demandados por las industrias recicladoras instaladas en el país: metales, plásticos, vidrios, cartones, tetra packs. Además, se pretende promover el compostaje de residuos orgánicos, ya sea a nivel domiciliario o comunitario”, puntualizó.

Con respecto al vidrio transparente, Torreani enfatizó que el modelo de Logística no transforma ningún tipo de material, solamente vincula a los consumidores finales con la cadena logística reversa, es decir; recicladores y acopiadores. 

Este modelo apunta a reducir a un 25% todos los residuos que se generan a nivel hogar para llevar a vertedero. Su impulsora considera que el 75% de todo lo que se genera son materiales reciclables (15%) o compostables (60%), que son considerados como recursos o materia prima para otros sectores. 

Areguá Cero Residuos

 Si bien este proyecto Cadena Logística Reversa no fue ganador del concurso 100+Labs de Cervepar, se implementó en una fase piloto en Areguá, en el marco del proyecto +Verde +Agua, financiado por Coca-Cola. Este proyecto tiene como objetivo la recarga del acuífero Patiño y la gestión sostenible de la cuenca del Lago Ypacaraí.