Martes 24 , Octubre de 2017

Rusia y China desarrollan discretamente lazos comerciales

Las inversiones chinas en petróleo y gas le dan a Moscú una fuente alterna de efectivo.

Image description


Por Henry Foy, Max Seddon y Lucy Hornby

Cada vez que una delegación del gobierno chino ha visitado Moscú en los últimos años ha habido grandes promesas de inversión, pero los acuerdos concretos han sido a menudo escasos.

Así que los US$9.1 mil millones que pagó CEFC China Energy este mes por una participación del 14.16 por ciento en la compañía petrolera rusa Rosneft representan una grata sorpresa para quienes desean que China invierta fuertemente en Rusia.

Como una de las mayores inversiones chinas en Rusia y la segunda mayor adquisición de petróleo y gas de una compañía china, fortalece los lazos entre dos de los principales productores y consumidores de energía del mundo, en un momento en que las relaciones entre Moscú y Occidente son cada vez más agrias.

También indica que las relaciones comerciales entre China y Rusia están madurando.

"El hecho de que el primer gran acuerdo de una compañía china es con Rosneft — probablemente la compañía rusa más cercana a Putin — muestra la seriedad de los esfuerzos de asociación", dijo Alejandro Demichelis, director del banco de inversión Hannam & Partners en Londres.

CEFC comprará la participación de un consorcio controlado por la compañía minera Glencore y la Qatar Investment Authority, reestructurando una compleja y opaca transacción del año pasado que puso de manifiesto las dificultades para los grupos occidentales que invierten en compañías rusas que son el blanco de sanciones.

El acuerdo le dará a CEFC acceso a yacimientos petrolíferos en el este de Rusia, cerca de la frontera china y es la primera vez que una compañía china toma una participación en uno de los negocios más importantes controlados por el Kremlin.

El jefe ejecutivo de Rosneft Igor Sechin dijo que estaba "feliz de que fuera específicamente una corporación china" la que había comprado una participación. El presidente de CEFC Ye Jianming dijo que el acuerdo "inyectará nueva energía" a la relación bilateral.

"Rusia quiere efectivo, y los chinos quieren buenos activos", dijo una persona que participa en la transacción.

Los recursos naturales rusos ofrecen oportunidades de suministro a largo plazo para China justo al otro lado de la frontera norte, mientras que el dinero chino le ofrece a Moscú una alternativa a las inversiones estadounidenses y europeas. El aumento de las sanciones occidentales sobre Rusia lo convierten en un mercado de compradores para las empresas chinas.

En mayo, un consorcio chino encabezado por Fosun acordó comprar hasta el 15 por ciento de Polyus, la mayor compañía productora de oro de Rusia. En junio, Beijing Gas Group compró el 20 por ciento del Verkhnechonskneftegaz de Rosneft — uno de los mayores yacimientos de gas y petróleo del este de Siberia — por US$1.1 mil millones.

CEFC también está en conversaciones para adquirir una participación en la compañía rusa EN+ de energía hidroeléctrica y aluminio como inversionista fundamental en la oferta pública inicial prevista del grupo.

Rusia ha considerado desde hace mucho tiempo a China como una fuente de inversión extranjera, y ha intensificado sus esfuerzos desde que las sanciones de la UE y EEUU redujeron las fuentes de financiamiento para el país.

Los prestamistas chinos intervinieron para proporcionar financiación a Yamal LNG, un importante proyecto de gas ártico de Novatek de Rusia y Total de Francia después de que el financiamiento de su proyecto fue afectado por las sanciones. El año pasado el Banco de China aprobó un crédito para €2 mil millones para Gazprom, controlada por el Kremlin, la cual está construyendo el oleoducto La Fuerza de Siberia que exportará US$400 mil millones en gas a China para el año 2050.

En julio, durante la visita de estado del presidente de China Xi Jinping a Moscú, el Banco de Desarrollo de China acordó proporcionarles US$11 mil millones a dos grupos de inversión rusos, mientras que en los últimos cuatro meses un Fondo Común de Inversión Rusia-China anunció planes para invertir en el desarrollo de infraestructura, el turismo y la sanidad.

"La credibilidad y la solvencia de Rusia todavía no son altas, pero su actitud ha cambiado", dice el ejecutivo chino del petróleo. "China puede obtener el petróleo o el gas por el oleoducto y se conocen los recursos. Es una mejor apuesta que invertir el mismo dinero en África o en Venezuela".

©The Financial Times Ltd, 2014. Todos los derechos reservados. Este contenido no debe ser copiado, redistribuido o modificado de manera alguna.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: