Cómo triunfar en el trabajo y la facultad

(Por Nara Maidana de Ojo de Pez) Como ejecutiva de cuentas y estudiante universitaria, mi caso es similar al de muchos jóvenes que deben sobrellevar el estudio y el trabajo a la vez. Y encontrar un equilibrio en ambas facetas puede ser difícil, sobre todo en el rubro publicitario, el cual sin importar la hora y el día, todo es urgente. En medio del caos encontré ciertos tips que me ayudaron, aquí los comparto.

Image description


1- Poner las cartas sobre la mesa

En la agencia todos saben que habrá veces en las cuales voy a necesitar salir antes y entienden perfectamente que necesito priorizar el estudio.

Gracias a que esto lo planteé a tiempo me ayudan un montón, tanto los directivos como mis compañeras de departamento.

2- Educar al cliente

Cuando empecé esta travesía enloquecí en mi afán de atender bien al cliente y lo que logré fue malcriarlo, como en una escena de película en la cual ves a las criaturas insoportables que arman berrinches a su mamá, esa era yo, la madre condescendiente.

Fue cuando entendí la frase “Hay que educar al cliente” que habremos escuchado ya mil veces. Esto se aplica no solo si vas a la facultad, sino también de acuerdo a los tiempos de la agencia.

Personalmente, me sirvió bastante haber sido sincera siempre con todos mis clientes, quienes saben que estoy terminando la facultad. Y si bien fueron demasiadas las veces en las que tuve que decidir quedarme o faltar para poder llegar con los trabajos, cuando realmente necesité, pude hasta incluso salir antes para priorizar el estudio.

Ojo, cada quien sabe cómo es su cliente y gracias a Jehová a mí me funcionó.

3- Elegir batallas

Como en otros trabajos, la organización influye mucho, pero hay factores que escapan de tus manos y lo primordial es cuidar las relaciones existentes, tanto con los clientes como con los profesores. Tenés que ser consciente en todo momento que hay veces que vas a tener que elegir: Ir a la facultad o terminar el trabajo.

Por eso es súper importante no desgastar las relaciones. Muchas veces si querés hacer las cosas bien, hay que hacerlas una a una.

Como dije al inicio del artículo, sigo buscando la mejor manera de sobrellevar esto, por lo menos durante los dos semestres que aún me faltan para terminar la facultad.

Sigo creyendo que esta fue una de las mejores decisiones que tomé, ahora soy mucho más independiente y lo mejor de todo es que trabajar me hizo también crecer –no solo económicamente– en aspectos que no esperaba: hoy día hasta mi fortaleza emocional se la debo a esta decisión.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: