El amor mueve montañas y gatos: Barrio Michi, una iniciativa para ayudar a felinos abandonados

Barrio Michi es una iniciativa que busca brindar alimentación y cuidados a gatos que son abandonados en inmediaciones del Mercado Municipal Nº5. Son casitas que están dispuestas en la calle y en un domicilio particular. Este lugar para los gatos está ubicado sobre Chile entre 10 y 11 Proyectadas.

La iniciativa Barrio Michi surgió por el amor a los animales de Cynthia Estigarribia, quien ya cuenta con 12 gatos, y al no poder adoptar más emprendió un proyecto para ayudar a los felinos que viven al costado del Mercado Nº5 y son abandonados a diario. En total unos 21 gatitos reciben alimentación y cuidados, 11 de ellos dentro de su casa y 10 en la calle. 

“Con Barrio Michi, les aseguro su comida dos veces al día y agua fresca, con eso mi corazón está un poco más tranquilo. Es una casita perfectamente diseñada en medidas, para no molestar al peatón ni a los cientos de buses y automóviles que pasan. Cada detalle está pensado para que ellos se sientan seguros en su momento de alimentación”, dijo su creadora, Cynthia Estigarribia.

Agregó que no cuenta con apoyo de ninguna autoridad u organización, solamente dispone de la famosa libreta de almacén, pero que, en este caso, la libreta está en la veterinaria, donde retira los alimentos, medicamentos y si hace falta, le proveen internación a los gatos. La Veterinaria Pet Forest, de la doctora Paola Forestieri, es la que consigna los insumos, dijo Estigarribia. 

“No cuento con ningún apoyo de ninguna empresa tampoco, la doctora Forestieri me orienta a la hora de alimentar a mis gatitos, ya que ellos tienen múltiples complicaciones y comen un balanceado especial, el cual voy mezclando con otro más económico, para poder sostener Barrio Michi”, agregó Cynthia, quien es licenciada en Nutrición de profesión.

Los habitantes de cuatro patas de Barrio Michi, fuera y dentro del mismo, consumen un total de 10 kg de Proplan Urinary, mezclado con 30 kg de Monello Gatos Adultos, además de 5 kg de un balanceado especial para tres de ellos con problemas gástricos.

“Por ahora estamos necesitando donación de esas comidas y castraciones con estadía, porque al no tener casa los michis, no podemos castrar y largar, debido a que corremos el riesgo de que la herida se abra o se saquen los puntos”, indicó.

La construcción de Barrio Michi comenzó en julio y se hizo viral. Hoy con todo el impacto que causó, la creadora del proyecto piensa dialogar con el intendente y aportar unas cuantas ideas sobre la problemática de los gatitos callejeros. 

Por último, Cynthia manifestó que también tiene la intención de brindar charlas a niños, para explicarles cómo son los gatos. Además, para erradicar la mentalidad de que los gatos son sucios y tienen enfermedades.

“Hoy me animo a crear conciencia masiva, enseñar y ablandar el corazón de muchos para que mis gatitos tengan un lugar en este mundo, que también es de ellos y tienen derechos”, finalizó la propulsora de esta iniciativa de protección a los animales. Para aquellas personas que deseen ayudar a este proyecto, pueden comunicarse al (0981) 987-759