Durian, la fruta prohibida

(Por Nora Vega - @noriveg) En lugares como Tailandia, Malasia o Singapur, este exótico fruto se ha ganado el título del “rey de las frutas”. Cuando está maduro y cae del árbol puede llegar a pesar cinco kilos. Su olor es tan fuerte que inclusive está prohibido en muchos aeropuertos, hoteles y hasta inclusive en los transportes públicos.

Esta simpática fruta crece en los árboles conocidos como durio y se encuentra presente en todo el sudeste asiático. Es fácil de reconocer, no sólo por su intenso olor, sino por su aspecto extravagante. Puede medir hasta 30 cm. de largo, tiene forma alargada o redondeada y está cubierto por espinas.

Su principal característica es el olor o mejor dicho el mal olor, porque cuando se encuentra madura desprende el aroma más nauseabundo del mundo. Su nombre viene del malayo duri, que significa espina y es un fruto muy preciado en toda Asia a pesar de su particularidad.

La pulpa del durian es carnosa y de un color entre amarillento y anaranjado, de sabor dulce, aunque de aroma difícil de soportar. Se vende a menudo en todos los puestos de la calle, a veces ya vienen peladas listas para comer y en los supermercados hasta hay snack a base de esta rareza.

Desde el punto de vista alimenticio contiene muchos carbohidratos, si te estás muriendo de hambre cada bocado de 100 gramos son como 350 calorías y 13 gramos de grasa, toneladas de vitamina C, algo de B, hierro, cobre, potasio, ácido fólico.

Dicen que esta fruta previene la anemia. El ácido fólico es esencial para la producción de glóbulos rojos y el durian es una fuente rica en ácido fólico. Además, como contiene aproximadamente 80% de vitamina C, basta con consumir una taza de zumo de durian para ayudar a la buena conservación de la piel.

Otro extraño dato, es que al durian se le atribuyen también propiedades afrodisíacas y alucinógenas. Por eso, cuando un extranjero lo toma en forma de batidos, pasteles u otros derivados (la forma más sencilla de no sufrir su insoportable olor y pasar directamente a la parte agradable), es advertido siempre de no excederse con la ración, si no quiere exponerse a consecuencias no deseadas.

Aunque es rara, tiene un olor desagradable y su uso a veces está prohibido, de todas formas se utiliza en helados, postres, con arroz, en panqueques, crepes, entre otros alimentos. Y aunque parezca extraño, vale la pena probarlos, ya que no en vano el durian es considerado “el rey de las frutas”.

La rosa roja (la flor de los enamorados, por excelencia), objeto de la globalización

(Bernard Calas, Université Bordeaux Montaigne) Una rosa roja puede simbolizar muchas cosas. En San Valentín, para muchos se convierte en un signo de amor, una muestra de ternura. Es la flor de los enamorados por excelencia. En Rusia también se regala a las madres el 8 de marzo como muestra de reconocimiento por su labor doméstica. Pero para el geógrafo, la rosa roja es también un marcador de la globalización. Es probable que la rosa que se regala o se recibe el 14 de febrero proceda de invernaderos situados en los trópicos, o incluso en el ecuador, más concretamente en Kenia, Etiopía o Ecuador.