Sector avícola levanta cabeza y se recupera con óptima producción y aumento de exportaciones

(Por LF) La pandemia, el déficit de lluvias y el alto costo de los insumos generó graves consecuencias en el sector avícola nacional, obligando a muchos criadores a abandonar el rubro en busca de mejores horizontes, el año pasado. Y aunque algunos productores todavía no lograron recobrar los niveles previos a la sequía, que afectó la actividad, actualmente el sector se recupera, con buenos índices de producción y un notorio aumento de las exportaciones.

 

“Nosotros los productores, ahora, con estas lluvias y los presagios de buenas cosechas, vemos con mucha alegría y optimismo el panorama, luego de un periodo largo en el cual nos vimos muy perjudicados. También contamos con un nuevo estatus sanitario de país libre de influenza aviar, que nos enorgullece mucho y nos permite seguir avanzando”, manifestó en charla con InfoNegocios, Pedro Kirchhofer, el presidente de la Asociación Paraguaya de Productores y Exportadores de Pollo (APPEP).

Durante la pandemia y la post pandemia, el sector enfrentó muchas dificultades en especial a raíz de la sequía, que ocasionó escasez de granos y el encarecimiento de los insumos esenciales para la producción de aves, que terminaron orillando a muchos productores a desistir del rubro. “Después, se le sumó la suba del combustible, que nos vuelve locos a todos y ahora la mala calidad de la energía eléctrica. A veces llegamos a 15 cortes diarios”, señaló.

No obstante, el titular destacó que la producción de pollo logró mantenerse estable y que en estos momentos, el mercado se encuentra bien servido y con buen volumen de producción, a pesar, incluso, del incesante contrabando. “Aunque esto ya no es nuevo, siempre estamos peleando contra este flagelo”, mencionó.

Así también, resaltó que se registra un incremento de las exportaciones de los productos avícolas, hecho que también los entusiasma. “Hemos visto que hay empresas que están exportando más y eso nos pone muy contentos y nos hace pensar en un aumento de la producción local”, expresó.

Según Kirchhofer, Paraguay es un país excelente y con mucho potencial para producir y exportar pollo, pues dispone de granos de calidad como el maíz y la soja, además de agua, un clima propicio y mucha mano de obra para seguir creciendo. “Tal vez lo que nos faltaría sería un poquito de ayuda en la parte financiera, en lo que se refiere a bajar los costos para ser más competitivos, teniendo en cuenta que otros países están produciendo más barato porque la financiación es más razonable que la que se maneja acá”, expuso.

En ese sentido, indicó que lograr el acceso a nuevos mercados de exportación beneficiaría no solo a las industrias, sino también serviría para valorizar mejor el producto y que los granjeros puedan mejorar sus ingresos. “Ese es siempre nuestro deseo, que los productores podamos ganar un poco más para continuar invirtiendo en la producción y en nuevas y mejores instalaciones”, expresó.

Envíos hasta octubre

De acuerdo con el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), en estos 10 meses del 2022, el complejo avícola exportó a diferentes destinos del mundo, un total de 7.457 toneladas de productos que incluyen carne, menudencias y despojos, que generaron ingresos por valor de US$ 7.966.529, lo que representa un crecimiento de 28% en volumen y de 69,9% en valor en relación al 2021, cuando se embarcaron 5.812 toneladas por US$ 4.688.436.

Específicamente, hasta octubre, desde nuestro país partieron al exterior 3.445 toneladas de carne aviar por las cuales se pagó US$ 6.253.925; 104,9 toneladas de menudencias por US$ 134.582 y 3.906 toneladas de despojos por US$ 1.578.021.

De acuerdo con el organismo veterinario oficial, el principal comprador fue Angola, tras concentrar el 19% del total despachado. El segundo lugar lo ocupa Albania, aglutinando 16% de los cargamentos y el tercero, Proveeduría Marítima, con un 12% de participación.

Más atrás, le siguen Mozambique (8%), Bahamas (7%), Rusia (6%), Georgia (5%), Turkmenistán (5%), Islas Maldivas (4%), Gabón (4%), Kosovo (4%), Ghana (3%), Cabo Verde (3%), Haití (2%), Liberia (2%), República Democrática Del Congo (1%) y otros mercados (4%).