Enrique Duarte: “La formalización de la economía necesita decisiones oportunas”

“El Paraguay enfrenta momentos difíciles, donde la corrupción, el contrabando, la inseguridad, la informalidad y muchos otros flagelos impactan de forma directa en la población más vulnerable”, dijo Enrique Duarte, presidente de la UIP, quien además consideró que este escenario nos llama como país a buscar las alternativas adecuadas y la promoción de leyes que impulsen la creación de empleos dignos, para convertir el círculo vicioso en un círculo virtuoso, donde el objetivo de desarrollo social y económico sea sostenible en el tiempo.

“En este sentido, esperamos a partir de la postergación del tratamiento del proyecto de ley que establece un régimen especial para el turismo comercial en la frontera, que los parlamentarios, mediante un minucioso y objetivo análisis, tomen la decisión correcta: el rechazo de la propuesta planteada”, afirmó.

Desde la UIP manifestaron que confían en que primarán los criterios basados en el estricto cumplimiento de lo establecido en la Constitución Nacional, en la protección del sistema tributario, el respeto de los compromisos internacionales y la garantía de contar con productos debidamente certificados por instituciones como la INAN o DINAVISA, “sobre todo en este especial momento en que necesitamos mantener la competitividad, la credibilidad del país y redoblar los esfuerzos para promover la formalización de nuestra economía”, subrayó.

“Seguimos sosteniendo que es momento de definir el modelo de desarrollo que necesitamos implementar para avanzar a un ritmo más acelerado y que sea de impacto positivo en la población. Y en ese sentido, recordamos que la industria, por su esencia genuina de generar empleos, está llamada a convertirse en una pieza clave”, enfatizó.

Por último consideraron que la postergación del tratamiento del proyecto de ley presentado constituye un auspicioso mensaje del Senado de la Nación hacia la estructura productiva, industrial y comercial del país.

La rosa roja (la flor de los enamorados, por excelencia), objeto de la globalización

(Bernard Calas, Université Bordeaux Montaigne) Una rosa roja puede simbolizar muchas cosas. En San Valentín, para muchos se convierte en un signo de amor, una muestra de ternura. Es la flor de los enamorados por excelencia. En Rusia también se regala a las madres el 8 de marzo como muestra de reconocimiento por su labor doméstica. Pero para el geógrafo, la rosa roja es también un marcador de la globalización. Es probable que la rosa que se regala o se recibe el 14 de febrero proceda de invernaderos situados en los trópicos, o incluso en el ecuador, más concretamente en Kenia, Etiopía o Ecuador.