Tarea energética pendiente de Paraguay: ¿qué supone para el país mejorar las negociaciones del Tratado de Itaipú?

Según el Banco Mundial, la pandemia trajo efectos negativos en el acceso a la energía eléctrica, al dejar como resultado 733 millones de personas que carecen completamente de electricidad. Si bien Paraguay maneja un nivel alto de acceso a este bien, la eficiencia energética es menor al promedio que caracteriza a nuestra región.
 

Image description

En este contexto, la necesidad de cerrar una negociación del tratado de Itaipú que sea beneficiosa para Paraguay se vuelve más urgente, tanto para promover el consumo interno como para abrir la oportunidad de comercializar la energía a precios de mercado.
 
Según el ex gerente técnico de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Fabián Cáceres Cadogan, la política energética del país está pasando por un momento crítico ya que transcurrieron más de seis meses y aún Paraguay y Brasil no llegaron a consensuar una tarifa de contratación de energía. "Brasil sigue en su posición mientras el Gobierno solamente hizo una propuesta intermedia y, encima, a destiempo", complementó. 
 
Las altas autoridades de Itaipú, lado brasileño, comparecieron la semana pasada frente a la Cámara de Diputados de Brasil para comprometerse con la reducción de la tarifa de energía para el consumidor final, el rechazo a las conclusiones a las que llegó la Contraloría General de la República del Paraguay en su informe sobre la deuda de Itaipú y la reducción del pago por la cesión de energía que le solicita Brasil a Paraguay.  
 
"Brasil paga US$18,95 por contratación de energía y con esa tarifa ahorrarán US$ 452 millones en 2022. Si por algún motivo toman la propuesta de Paraguay, que es de US$ 20,7 por kilowatt/hora, igualmente ahorrarían US$ 216 millones", señaló Cáceres para explicar cuál es el panorama que tiene Paraguay con respecto a Itaipú.
 
Para el ingeniero es prácticamente imposible que se logre hacer retroceder a Brasil y que pague más por la contratación de energía, principalmente porque la ciudadanía ya está pagando una tarifa baja y sería muy impopular, políticamente, subirla. 
 
Por otra parte, subrayó que el gobierno de Mario Abdo Benítez cometió un error estratégico al no anticipar que Brasil se jugaría por bajar lo más que puedan la tarifa. "Hay un tiempo en el que se deben plantear las cosas y Paraguay no lo hizo, no persistió. Por lo menos hubiesen propuesto la actual tarifa intermedia hace unos meses", opinó.
 
Asimismo, Cáceres precisó que la falta de una tarifa demuestra las posturas ambiguas del Gobierno. Según el profesional la ANDE no puede vender su energía al sector privado si no sabe ni siquiera cuánto cobrar.
 
"Paraguay debería apuntar a que disminuya a lo mínimo la tarifa para contratar energía y comenzar a vender lo que no puede consumir nuestro mercado", planteó. A su vez, añadió que solo nos queda ver las negociaciones por lo menos desde ese lado, aunque alguien del Gobierno debe hacerse cargo de sus errores.  
 
Acceso a la energía eléctrica
 
Los datos del Banco Mundial sostienen que aproximadamente 2.400 millones de personas aún cocinan con combustibles que son perjudiciales para su salud y para el medio ambiente. El organismo multilateral indica que, de seguir este ritmo, para el 2030 seguirían existiendo 670 millones de personas sin tener electricidad, 10 millones más que lo proyectado el año pasado
 
En el caso paraguayo, el 100% de la población cuenta con acceso a la energía y el 60% del consumo energético corresponde a energía renovable. No obstante, la eficiencia energética del país es de 3,4 puntos porcentuales, siendo que el promedio regional es de 4,7 puntos porcentuales.
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: