Un negocio fríamente calculado: La venta de helados no disminuye ni en temporadas de frío

En los últimos años, el consumo de helado en temporada de invierno está experimentando una tendencia de aumento constante; al menos así lo indican las cifras de producción y comercialización de la cadena de heladerías Amandau S.A., al medir los últimos tres períodos invernales.
Año tras años parece estar quedando atrás aquella imagen de heladerías vacías -o incluso cerradas- en épocas de frío, y la industria parece florecer como nunca en esta estación del año.
Jorge Leoz, director del grupo, dijo que en el invierno del 2013 (junio, julio y parte de agosto), se produjo un incremento del 6% en el volumen total comercializado por Amandau frente al mismo período de 2012.
En el invierno 2014, se produjo también un incremento frente al mismo período del año previo, alcanzando un global del 46% para la temporada.
Respecto a este invierno 2015, se registró un crecimiento en el nivel global de ventas de un 41% frente al invierno 2014.
En cuanto a las probables causas, el ejecutivo menciona el crecimiento de la economía y del poder adquisitivo; la mayor oferta de productos; la cercanía o la habilitación constante de puntos de venta y las promociones especiales.