Sueño, estrés y metabolismo

(Por Natalie Ríos) La  falta de sueño a largo plazo se relaciona con múltiples cambios negativos en la actividad del metabolismo, alterando el funcionamiento de numerosas hormonas con las siguientes consecuencias:

Image description
La falta de sueño o se relaciona con cambios negativos del metabolismo
HAMBRE
A medida que las horas de sueño disminuyen, puede aumentar el deseo por alimentos calóricos preferentemente con alto contenido en carbohidratos simples, grasas y sal, es decir, altamente palatables, como se vio en un estudio en personas que dormían un promedio de 4 horas al día.
 
SEDENTARISMO
Las personas con menos descanso por lo general tienen menos energía para hacer actividad física, disminuyendo así el gasto calórico diario y acumulando el exceso de calorías ingeridas en el día.
 
OBESIDAD
Numerosos estudios científicos han demostrado la estrecha relación entre bajas horas de sueño y obesidad, esto además de lo expuesto, es debido a que las hormonas que controlan el hambre se alteran, disminuyendo así los niveles de leptina (reductora del apetito) y aumentando los de ghrelina (estimulante del apetito), lo cual nos indica que la privación de sueño es un factor de riesgo que puede conducir a la obesidad.
 
DIABETES
Además, dormir pocas horas incrementa los niveles de cortisol y disminuye la capacidad del organismo de procesar glucosa (azúcar). Estos trastornos en el metabolismo se asocian a Diabetes, como evidenció un estudio, donde la restricción del sueño a menos de 6 horas y media diarias, podía reducir la tolerancia a la glucosa en un 40%.
Con esto corroboramos la importancia que tiene dormir 8 horas diarias sobre la salud y en este caso sobre el peso corporal.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: