Aston Martin presentó el Valhalla, un superdeportivo híbrido enchufable de 950 caballos

El Aston Martin Valhalla lanzado en Europa es un deportivo biplaza con un sistema de propulsión híbrido enchufable de 950 caballos. Las primeras entregas a clientes están programadas para finales de 2023. No es un modelo de producción limitada como el Aston Martin Valkyrie.

Image description
Image description
Image description
Image description

El Valhalla tiene un motor de gasolina y dos eléctricos. El de gasolina es un V8 de 4,0 litros de cilindrada con dos turbocompresores y un cigüeñal de diseño plano, es decir, los puntos donde se sujetan las bielas están todas en el mismo plano.

Produce una potencia máxima de 750 CV, puede girar a un máximo de 7.200 rpm y mueve las ruedas posteriores; es el mismo motor del Mercedes-AMG GT Black Series. Si utiliza toda la potencia disponible, el Valhalla puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

Alcanza esa velocidad combinando el motor V8 con el par de motores eléctricos -uno en cada eje- y aprovechando la aerodinámica activa en la parte delantera del automóvil, y con el alerón trasero, así como túneles debajo del automóvil que Aston Martin desarrolló en el predecesor del Valhalla, el Valkyrie.

Una batería de iones de litio provee de energía a los dos motores eléctricos, uno localizado justo por detrás de la batería y, el otro, sobre el eje delantero de ruedas. Se hace notar que el Valhalla tiene tracción en las cuatro ruedas. La potencia máxima combinada de estos dos motores eléctricos es de 204 CV.

El reparto de energía entre los motores eléctricos depende de las condiciones de conducción, pudiendo recibir un 100% de esta tanto el trasero como el delantero. El delantero es el encargado exclusivo de mover el coche cuando se activa el modo EV, el modo eléctrico. Aston Martin estima que así puede desplazarse 15 kilómetros antes de ser necesario arrancar el motor de combustión.

Más características
La caja de cambios es automática de doble embrague con ocho relaciones hacia delante y sin marcha atrás, pues la función de reversa la realizan los motores eléctricos. Para manejarla hay unas levas tras el volante; y en el eje trasero hay un diferencial de deslizamiento limitado con control electrónico.

El chasis monocasco es de fibra de carbono, la suspensión delantera es de tipo push-rod, un doble triángulo con el muelle y el amortiguador colocados en posición casi horizontal y perpendiculares al eje longitudinal del auto, y la trasera multibrazo. Los amortiguadores son de dureza variable y el peso del vehículo, con fluidos y conductor incluido, estará por los 1.650 kg.

Las llantas son de aluminio forjado con monotuerca, tienen un diámetro de 20 pulgadas delante y 21 detrás. Los neumáticos son Michelin Pilot Sport Cup 2, desarrollados específicamente para este modelo.

El sistema de frenado utiliza tecnología by-wire, en la que la presión que el conductor hace sobre el pedal del freno se convierte en una señal eléctrica y una unidad electrónica determina cuánto debe frenar cada rueda. Los discos son de material carbocerámico.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: