El valor económico generado por Itaú ascendió a G. 1.477.283 millones

Banco Itaú Paraguay presentó su Reporte de Sustentabilidad 2018, en el que expuso los resultados de su desempeño social, ambiental y económico, con el fin de brindar información acerca de las actividades y operaciones realizadas.

Image description

La estrategia de sustentabilidad de Itaú está vigente desde el 2011 y se define por tres focos: educación financiera; diálogo y transparencia; riesgos y oportunidades socio-ambientales. Así también, como miembros del Pacto Global, los programas al igual que acciones implementados por la entidad, siguen la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En lo que respecta a educación financiera, la institución llevó a cabo acciones como un ciclo de charlas sobre finanzas personales, familiares e inversiones, dirigidas a los colaboradores y sus cónyuges, así como un consultorio financiero habilitado para la analizar la situación de quienes lo necesitasen. Además, mediante el programa Multiplicadores, los empleados visitaban otras empresas para realizar la disertación. Por otro lado, desarrollaron dos actividades sobre el uso consciente del dinero, dirigidas a niños, niñas y adolescentes, la Acción Naranjas “Aprendiendo en Familia” con el objetivo de instalar el valor del trabajo y el ahorro desde temprana edad, entre otras actividades.

El reporte detalla que hasta el 2018, Itaú empleó en Paraguay a 922 personas, de las cuales 56,9 % son mujeres frente a 43,1% de hombres de entre 30 a 50 años, procedentes en su mayoría de Asunción y Gran Asunción, mientras que el resto corresponde al interior del país.

Sobre el relacionamiento de la empresa con la sociedad, a través de Fundación Itaú, han impulsado 86 iniciativas relacionadas a la educación, cultura, arte, liderazgo, inclusión, niñez y adolescencia. Para la ejecución de los proyectos, la entidad mantiene alianza con 69 organizaciones y de esta manera alcanzan, directa e indirectamente, a 133.116 personas de 74 localidades del país, con una inversión de G. 9.584 millones.

Entre las iniciativas educativas se destaca el programa Porave de la Fundación Dequení con apoyo de Itaú, que busca fortalecer la capacidad de los docentes en la enseñanza de la lecto-escritura y en la gestión organizativa de la asociación de cooperadores escolares y los comités de niños y niñas del primer y segundo ciclo de la educación escolar básica. De esta manera, la escuela “Don Federico Llamosas”, de la ciudad de Caaguazú, fue la beneficiaria de este programa que en 2018 alcanzó a 150 niños y niñas. La escuela recibió un nuevo rincón de lectura en cuya instalación estuvieron involucrados colaboradores voluntarios de Itaú de la sucursal Caaguazú.

También se puede nombrar el Concurso de la Sociedad Cultural de Audiovisuales, espacio que busca la socialización, valoración, estimulación y capacitación entorno a la producción audiovisual, por medio del desarrollo y puesta en escena de cortometrajes, además de la realización de talleres, cursos y seminarios. El certamen implicó la realizaron de cinco talleres de iniciación en la materia en colegios de Caaguazú y Coronel Oviedo, en los cuales participaron 146 jóvenes. De igual modo, el desarrollo de dos talleres en facultades de Ciencias Económicas de Coronel Oviedo que alcanzó a unos 108 jóvenes.

En cuanto a gestión ambiental, las prácticas están divididas en tres dimensiones: eco-eficiencia y gestión interna, relacionada a la recolección de basura y administración de residuos y recursos en los edificios; productos y servicios, maneja el impacto ambiental ocasionado por las operaciones de la empresa; generación de conciencia y articulación, implica la participación en asociaciones y grupos de trabajo inter-empresariales referentes a asuntos medio ambientales.

Teniendo en cuenta estos tres ejes, mediante la reutilización de materiales recolectados en Torre Itaú, fue innecesaria la tala de 70 árboles, se ahorraron 100.120 litros de agua y se evitó la emisión de 6,5 toneladas de CO2, así también, mediante la reutilización de equipos en desuso, se impidió la generación de 354 kilos de residuos electrónicos, y 2,15 toneladas de papel no fueron utilizadas por el reemplazo de materiales en correspondencias a clientes.

En 2018, el índice de eficiencia operativa del banco fue de 42,06%, lo que significó una mejora de cuatro puntos en comparación al año anterior. El valor económico generado en el país por todos los negocios y operaciones de Itaú ascendió a G. 1.477.283 millones

Entre los desafíos para el 2019 nombraron los siguientes puntos a trabajar: satisfacción de clientes, gestión de personas, transformación digital, y sustentabilidad e impacto en la sociedad. Respecto al último objetivo, el informe promete ampliar los proyectos de educación financiera, conseguir un mayor alcance de programas de voluntariado corporativo, revisar la estrategia de sustentabilidad y lograr un mayor alineamiento a los ODS.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: