Esto te pasa cuando tomás alcohol en el avión

(Por Osvaldo Fernández - @osval) Muchos de nosotros disfrutamos del placer de tomar una copa de vino para relajarnos y poder dormir cuando subimos a un avión o bien porque ya entramos en modo vacaciones y empezamos a tomar desde el minuto cero. ¿Pero es recomendable beber alcohol en el avión? y ¿qué nos causa en el cuerpo?

Image description
Una o dos copas de vino son más que suficientes para relajarnos y disfrutar de un placentero viaje.

CONDICIONES DENTRO DE LA CABINA

Como nos explican desde el blog Billete 996 de la aerolínea AirEuropa, durante las fases de despegue y aterrizaje la presión interna del avión se va ajustando y por tanto nuestra capacidad de absorber oxígeno se ve disminuida provocándonos una hipoxia. Esto es completamente normal, pero si bebemos alcohol sus efectos se ven aumentados en comparación a hacerlo en tierra al haber menos oxígeno y agua en nuestro cuerpo.

A todo esto debemos sumarle que los niveles de humedad dentro de la cabina son menores y el efecto diurético del alcohol produce una deshidratación más rápida que lo normal. Por tanto si decidís beber alcohol te recomendamos lo siguiente:

1- Para combatir la deshidratación asegurate de que bebes suficiente agua con la bebida alcohólica.

2- Minimizar la ingesta de comida salada, ya que podrá tener un efecto adverso haciendo que tengas más sed y favorecer que bebas alcohol más rápido.

4- Otra cosa a tener en cuenta es que al momento de degustar un vino, te será más difícil identificar los sabores debido a las condiciones antes mencionadas dentro de la cabina, todo esto altera el sentido del gusto y el olfato dificultando esta tarea.

Te recordamos que existen leyes internacionales de seguridad en vigor que permiten al comandante retirar del avión a cualquier persona por mal comportamiento debido al exceso de alcohol. El comandante del vuelo está autorizado para desembarcar o entregar a un pasajero a las autoridades pertinentes si considera que este ha puesto en riesgo la seguridad del vuelo.

Por tanto, una o dos copas de vino acompañado de la comida son más que suficientes para relajarnos y disfrutar de un placentero viaje y evitarnos tener que atravesar un mal momento.

Más información podés leer en Nomádicos.com

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: