Miedo a la vuelta a clases en niños: puede suceder y así pueden ayudar los padres

Muchos niños aguardan este momento con ansias, pero otros, inician un proceso de negación, ya sea, a retomar el año lectivo o al iniciar una nueva etapa, como la de pasar de la guardería a la escuela. Se ven inmersos en dudas, ansiedad, y por ende, de miedo.

Image description

“El miedo a la vuelta a clases en niños es una respuesta emocional común que puede surgir por diversas razones, incluyendo la ansiedad por separación, el temor a lo desconocido, cambios en la rutina, o experiencias negativas previas en el entorno escolar”, explicó María José Fernández, psicóloga educacional.

La especialista explicó que se trata de un proceso cognitivo, en el cual el niño anticipa o imagina escenarios negativos asociados a la escuela, tales como dificultades para hacer amigos, enfrentarse a bullies (niños que intimidan a los más pequeños), o no cumplir con las expectativas académicas.

Sin embargo, dicho proceso tiene una duración que varía según cada niño. “Algunos pueden ajustarse rápidamente una vez que comienzan las clases y se acostumbran a la nueva rutina, mientras que otros pueden experimentar ansiedad durante semanas o incluso más tiempo si no se aborda adecuadamente”, agregó.

¿Qué pueden hacer los padres?

Para contrarrestar el miedo a la vuelta a clases, los padres pueden adoptar varias estrategias:

-Comunicación abierta y positiva: Hable con su hijo sobre sus miedos y preocupaciones de manera abierta y tranquilizadora. Escuchar y validar sus sentimientos es importante. Ayúdelos a verbalizar lo que sienten y hágales saber que es normal sentir miedo ante lo desconocido.

-Preparación y familiarización: Ayude a su hijo a familiarizarse con el entorno escolar antes de que comience el año lectivo. Visitar la escuela, conocer a los maestros y compañeros de clase de antemano puede reducir la ansiedad al hacer que lo desconocido sea más familiar.

-Establecimiento de rutinas: Establecer una rutina consistente antes de que comiencen las clases puede ayudar a los niños a sentirse más seguros y a disminuir la ansiedad. Preparar un calendario visual y así anticipar mejor el cambio de rutina que tendrán.

-Enfocarse en lo positivo: Anime a su hijo a pensar en aspectos positivos de la escuela, como reencontrarse con amigos o participar en actividades que disfruten.

-Involucramiento activo: Manténgase involucrado en la vida escolar de su hijo. Conocer a los maestros y estar al tanto de lo que sucede en la escuela puede permitirle apoyar a su hijo de manera más efectiva.

“Es importante recordar que si el miedo a la vuelta a clases persiste o interfiere significativamente en el día a día del niño, se debe buscar apoyo profesional, como un psicólogo escolar o un terapeuta especializado en niños, para abordar y manejar estas preocupaciones de manera más profunda”, recomendó Fernández.

Dejá tu Comentario:

La rosa roja (la flor de los enamorados, por excelencia), objeto de la globalización

(Bernard Calas, Université Bordeaux Montaigne) Una rosa roja puede simbolizar muchas cosas. En San Valentín, para muchos se convierte en un signo de amor, una muestra de ternura. Es la flor de los enamorados por excelencia. En Rusia también se regala a las madres el 8 de marzo como muestra de reconocimiento por su labor doméstica. Pero para el geógrafo, la rosa roja es también un marcador de la globalización. Es probable que la rosa que se regala o se recibe el 14 de febrero proceda de invernaderos situados en los trópicos, o incluso en el ecuador, más concretamente en Kenia, Etiopía o Ecuador.