Osteoartosis: la consulta más común en reumatología que también es la más ignorada por pacientes

La osteoartrosis (OA) es la enfermedad músculo-esquelética con mayor prevalencia en las consultas de especialidades de traumatología y reumatología. Los factores de riesgo predominantes son: ser mujer, tener más de 40 años de edad y padecer de obesidad.

Image description

El reumatólogo Marco Franco reveló datos interesantes dados a conocer en la publicación Libro Blanco: Realidad de la Osteoartritis en Latinoamérica, auspiciada por Tecnofarma, en el marco del Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas.

Las articulaciones afectadas con mayor frecuencia en Latinoamérica por la OA son rodilla, cadera, hombro, muñeca y dedos de la mano, similar a lo que se reporta en otras regiones del mundo según las conclusiones del libro que es producto de consulta a médicos especialistas en reumatología, traumatología y medicina interna de Paraguay y otros países de la región.

Franco explicó que “la osteoartritis es un tipo de artritis causada por el desgaste del cartílago en las articulaciones que nos dan una movilidad, y que obviamente si están afectadas producen dolor y limitación de la capacidad funcional”.

Con respecto a la publicación, el reumatólogo consideró que lo más relevante está en el hecho de que “no hay muchas diferencias con respecto a otras regiones del mundo”.

“El 60% de las consultas en traumatología y en reumatología se dan por esta patología. Una vez diagnosticada la enfermedad, un 60% de los pacientes no cumplen con el tratamiento”, afirmó el especialista.

Fisioterapias, ejercicios físicos, una buena alimentación para el control del peso, analgésicos, terapias con condroprotectores (medicación para proteger las articulaciones) se encuentran entre los tratamientos aplicados tanto en nuestro país como en el resto de la región.

En casos más avanzados “tenemos procedimientos como la visco-suplementación, que consiste en una infiltración de ácido hialurónico para lubricar la rodilla de manera a darle una movilidad mayor y disminuir los síntomas de dolor e inflamación”, agregó.

La cirugía es lo último que se recomienda “cuando ya se produce un contacto importante entre superficies óseas de la articulación”, finalizó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: