Empresarios advierten que restricciones intermitentes frenarán la planificación de los comercios e incidirán en la caída del consumo

Las restricciones crean mucha incertidumbre, a tal punto que los particulares dejan de gastar y las empresas dejan de invertir, lo que resulta en un freno absoluto de la economía, según Luis Tavella, presidente de la Federación Paraguaya de Mipymes. Por su parte, Gian Piccolo, director del Villamorra Shopping, comentó que no se puede planificar una mitigación de los impactos, si los anuncios se hacen a último momento y las restricciones se renuevan cada semana.


 

Image description

"Esto causa un gran impacto económico en los comercios formales, especialmente en los más pequeños que dependen de su recaudación diaria. A esto se tiene que sumar los escasos controles para sancionar a los negocios informales o a quienes no respetan las medidas de circulación o de horarios", afirmó Tavella.

Tavella relató que desde el sector privado hicieron esfuerzos mancomunados en la adquisición de equipos de protección, en mantener los puestos de trabajo, en comprar herramientas para el trabajo remoto, en la adquisición de sistemas informáticos, y “todo esto no está siendo tenido en cuenta por el Gobierno, que sigue trabajando de forma desorganizada", señaló.

Además, Tavella subrayó que el apoyo estatal a las empresas no es inmediato, por ejemplo, “en enero se aprobó el periodo de gracia y la refinanciación de los créditos Fogapy, a través de una ley”, agregó. Posteriormente fue aprobado por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central del Paraguay (BCP), y la resolución recién está vigente desde la semana pasada. 

"La promesa que tuvimos del presidente de la República, antes de Semana Santa, era de armar mesas de trabajo para debatir temas como protocolos de seguridad, finanzas y servicios, pero hasta ahora no nos contactaron. Es vital que se armen estas mesas, para revertir las pérdidas económicas con medidas acertadas”, enfatizó.

En promedio los comercios están facturando un 50% en comparación al balance 2019, pero existen otros que facturan un 30% o incluso 0% las firmas que están cerradas temporalmente, apuntó Tavella. Según estimaciones, hay 260.000 empresas formales, de las cuales 90% son mipymes que emplean al 70% de la fuerza laboral, de acuerdo con Tavella

Falta de previsibilidad para saber cómo operar
Por otra parte, Gian Piccolo, aseguró que la cuarentena serrucho “no es la mejor medida desde el punto de vista empresarial”, añadió. No obstante, reconoció que entiende el nivel de saturación del sistema sanitario, pero esto “es algo que se veía venir por la falta de gestión en la adquisición de insumos, compras de vacunas o medicamentos e inversión en infraestructura”, expresó. 

Para Piccolo, los decretos emitidos cada ocho a 10 días son nefastos, porque no permiten que una empresa tenga cierta previsibilidad en la forma de operar.

"Esto hará que las empresas o emprendimientos cierren y vuelvan a abrir cuando las condiciones sean favorables. Esto significa que tendremos muchos desempleados, muchos suspendidos más, y una economía devastada", advirtió.

En el caso del Villamorra Shopping, por la incertidumbre generada, a la vuelta de la Semana Santa el establecimiento registró una caída del 20% en visitantes y en compras a las tiendas.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: