6 de cada 10 paraguayos prefieren las compras presenciales (aún queda pendiente optimizar la experiencia digital)

Según un estudio realizado por la consultora Nauta y la Asociación de Emprendedores de Paraguay (Asepy), 6 de cada 10 paraguayos optan por ir a las tiendas para comprar, comentó Josefina Bauer, directora de Nauta. De igual forma, si se aplican restricciones de circulación, la tendencia se volcará hacia las compras digitales, pero se reducirá la facturación de las tiendas, al no dar espacio a las compras “emocionales”, destacó. 

Image description

De acuerdo a Bauer, los encuestados admitieron que prefieren las compras presenciales por tener la posibilidad de ver las opciones disponibles, por una cuestión de relacionamiento social y por otros motivos relacionados a la experiencia de compra. El estudio se realizó entre 800 consumidores a nivel país, se trata de una actualización del análisis Así somos los paraguayos digitales del 2019.

“Esto demuestra que la mayor parte de los consumidores aún tienen la necesidad de visitar la tienda o el comercio para sentirse satisfechos o cómodos. Pero la pandemia también hizo que las empresas y emprendimientos agilicen sus sistemas de venta en línea y así fue ganando alcance y adeptos nuevos”, reconoció.

El resultado de la encuesta muestra que 6 de cada 10 paraguayos compran en las tiendas y 4 de cada 10 admiten que prefieren hacerlo desde sus hogares, por una cuestión de comodidad y seguridad, expuso la directiva.

Sobre posibles nuevas restricciones
Siguiendo de cerca la posibilidad de nuevas restricciones, Bauer mencionó que ven esto con preocupación. 

En el último análisis de facturación de Asepy, el 90% de los emprendedores encuestados aseguraron que estaban facturando el 50% en comparación a los meses previos a la pandemia.

Si se aplican nuevas restricciones, las ventas migrarán hacia el canal digital, pero “es probable que no se mantenga el índice de ventas y que algunos sectores se vean más afectados por la medida”, señaló.

“El hábito de consumo es distinto cuando pedís en la web y cuando vas al comercio. Un claro ejemplo es cuando vas a un local y tenés que comprar una prenda, pero al ver el descuento en un producto que te gustó y te queda bien, comprás los dos. Bueno, ese gasto emocional se apaga cuando la compra es virtual”, indicó.

Además, Bauer, explicó que todos los emprendimientos o tiendas tienen ventas digitales por sus redes sociales o por su cuenta de Whatsapp, no obstante consideró que esto debe profesionalizarse para seguir brindando una experiencia diferente a los consumidores e incluso buscar nuevas plataformas o apps para expandir su alcance.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: