Educación Paraguay: “Se dice que la voluntad política se expresa en el presupuesto”

Año tras año, con el inicio del ciclo escolar, escuchamos reclamos sobre la infraestructura de los centros educativos, la falta de capacidad de docentes, que los estudiantes no recibieron sus materiales escolares, o que la merienda escolar aún no está disponible para los chicos. Ante esto, el desafío está en apostar por mejorar la gestión en todas las áreas del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), así como aumentar el presupuesto destinado al sector, según el investigador especializado en educación, Rodolfo Elías

Image description

El experto de Investigación para el Desarrollo (ID), afirmó que los problemas inician con el alto grado de deserción escolar, lo que se debe a problemas escolares o sociales, los cuales guardan relación con la falta de estructura educativa en distintas zonas, la situación de pobreza que afrontan los niños y jóvenes, el embarazo adolescente, el bajo nivel de aprendizaje de los estudiantes, entre otros factores, mencionó.

“Existen condiciones que tienen que darse para desarrollar un sistema educativo eficiente. Hablamos de infraestructura, acceso a las escuelas, materiales didácticos, alimentación para los chicos, que son elementos sin los cuales se hace difícil todo el proceso de aprendizaje. Si se cuenta con las condiciones se termina teniendo una experiencia educativa satisfactoria”, manifestó.

Y la precariedad, de acuerdo a Elías, no se limita solamente a la infraestructura o falta de materiales escolares, sino que también agrupa elementos como la falta de capacidad docente y el limitado acceso a las nuevas tecnologías. Además, las zonas precarias experimentan un mayor nivel de precariedad.

“Se dice que la voluntad política se expresa en el presupuesto, pero hasta ahora el presupuesto destinado a educación es insuficiente. Se habla de menos de un 4% del PIB, cuando otros países de la región por recomendación de la Unesco invierten un 7% o más en el sector educativo”, declaró.

A estos inconvenientes, se suma la dificultad de sostener una política de Estado en educación, a causa de los incesantes cambios de ministros o funcionarios relevantes. Esto influye en las decisiones tomadas, y “generalmente es como que siempre se comienza de cero”, sostuvo. 

Por esto, es fundamental hacer planes a mediano y largo plazo que, acompañados con un presupuesto acorde y un mejoramiento en la gestión del ministerio, darán buenos resultados, complementó. 

Errores

Sobre las fallas en la gramática de los libros del MEC, Elías expuso que “no son errores exclusivos de esta administración, ya que se han encontrado fallas de lenguaje e incluso de planteamiento en los problemas matemáticos en el pasado”, añadió. 

“Esto no es una justificación para seguir cometiendo los mismos errores. Pero sí es una oportunidad para crear mejores mecanismos de control de los materiales, porque hay capacidad de profesionales, que sin dudas pueden hacer esta labor”, apuntó.

Para contratar a mejores profesionales se debe mejorar el aspecto presupuestario y los procesos de selección, reiteró. 

Datos

Según el Programa de Evaluación Censal del MEC, los aprendizajes en matemática y comunicación se encuentran en un estado crítico. Menciona que 3 de cada 10 estudiantes logra el nivel mínimo o satisfactorio, y que en todos los grados evaluados, la mayoría de los estudiantes se encuentra por debajo del nivel mínimo de conocimiento. 

Además, “la oferta pública no compensa las diferencias entre estudiantes de diferentes contextos. Es decir, los estudiantes que asisten a instituciones oficiales tienen menos probabilidad de mejor rendimiento que sus pares de instituciones privadas, independientemente de su nivel socioeconómico”, según el informe del MEC.

Aquí hacen hincapié en la necesidad de aumentar la inversión en infraestructura y en recursos para el aprendizaje tales como tecnología, libros, laboratorios. 

Por otra parte, está el tema que el presupuesto de G. 7.6 billones para educación este año, es insuficiente, ya que siquiera alcanza el 4% del PIB. Mientras que organismos como la Unesco recomiendan un promedio entre 7% a 9,8% del PIB, en inversiones para el sector educativo. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: