Turismo de paraguayos al Brasil alcanzaría este verano un 60% de cifras pre pandemia

Con miras a la temporada clave para el sector turístico, Brasil relaja sus restricciones y mantiene las medidas con Paraguay, dado que la situación epidemiológica no sufrió mayores cambios. Según el presidente de la Asociación Paraguaya de Agencias de Viajes y Empresas de Turismo (Asatur), Carlos Cardozo, esperan llegar a un 60% de la recaudación que se estimó en años anteriores al 2020.

Image description

“La expectativa es muy buena si se mantiene la situación epidemiológica, muy difícil tirar un número, pero creo que se alcanzaría un 50% a 60% con relación a antes de la pandemia, y a no olvidar que la situación económica también incide mucho en la decisión de vacacionar o no”, evaluó.

En torno a los precios de los paquetes, aseguró que se mantendrán igual, sin mucha variación comparada con años anteriores. Cabe destacar que esto es independiente del valor del cambio de monedas extranjeras. 

De acuerdo al último reporte, se calcula que en una temporada convencional, viajan cerca de 250.000 connacionales al Brasil a veranear.

Destino tradicional
En otro orden, Cardozo expresó que estadísticamente y anualmente, “Brasil es el destino número 1 del turismo de paraguayos, por diversos motivos, ya sea cercanía, playas, infraestructura propia para el turismo”, señaló.

Al referirse al flujo de los acontecimientos relacionados a la crisis sanitaria, manifestó su esperanza de que haya más movimiento y subrayó que cualquier movimiento siempre superará al año pasado.

“Con la vacuna y el descenso de casos e internados de Covid-19, se nota mucho la reactivación con las consultas y llamadas de los pasajeros. Eso te da la pauta de que va a ser un verano, no como antes de la pandemia, pero por lo menos mucho mejor que el verano 2021”, apuntó.

A su criterio, si bien hay muchas consultas, la decisión  de viajar recién se toma en noviembre, momento en que se realizan la mayor parte de las reservas de viajes para los meses de mayor demanda: enero y febrero.

Conforme a lo revelado por Cardozo, el paraguayo que va al Brasil elige distintas formas de viajar, ya sea por vía aérea, autobuses e incluso en auto propio, en los últimos tiempos.

Entre los destinos más elegidos están Santa Catarina, Itapema y Florianópolis. En relación a paquetes aéreos, Río de Janeiro y el nordeste brasileño son los predilectos.  

Medidas sanitarias
Luego de que el gobierno de Brasil diera a conocer la eliminación de algunas restricciones para viajeros de todo el mundo, este destino turístico reflota en busca de sus tiempos dorados, de cara a la temporada alta de verano.

Las autoridades del vecino país liberaron los accesos a pasajeros procedentes de Reino Unido, Sudáfrica e India, prohibidos bajo criterios epidemiológicos, principalmente por ser base de los hallazgos de nuevas cepas del coronavirus.

Cardozo celebró que el gigante sudamericano se muestre con más apertura para la reactivación de su turismo, una industria que representa un 3,71% del Producto Interior Bruto (PIB), según la Fundación Getúlio Vargas (FGV), organismo que a su vez calculó un 39% en pérdida de ingresos turísticos en 2020.

Paraguay, continúa siendo el único país fronterizo autorizado para el ingreso al Brasil, vía terrestre. Además, seguirá sin exigir certificado de vacunación.

Vale remarcar que en la actualidad, ambos países permiten la circulación e intercambio comercial con los protocolos de bioseguridad vigentes.

Asimismo, los turistas que ingresen por vía aérea deberán presentar solo una prueba negativa de COVID-19, ya sea PCR, con 72 horas de anticipación o el test de antígenos con 24 horas de antelación. A esto el pasajero deberá añadir una declaración de salud disponible en la web de Anvisa: https://www.gov.br/anvisa/pt-br.

“Las fronteras con el Brasil están abiertas desde el 15 de octubre del 2020, la que tenemos en común con Ciudad del Este y Foz de Iguazú. Pero Brasil las mantenía cerradas a otros países”, dijo.

Protocolos dispares según países
En otro aspecto, precisó que las exigencias dependen de cada destino y no son uniformes, sobre todo con respecto a la aceptación de vacunas, como ocurre, por ejemplo, en el continente europeo.

A su vez, el pasajero debe tener en cuenta los protocolos para ir y para el regreso al país de origen, motivos por el que hoy viajar se ha vuelto más engorroso para el turista.

“Yo creo que todo es cuestión de tiempo. Hay cosas que no manejamos, como los temas políticos. La idea de nuestro sector es que la persona vacunada pueda entrar a cualquier lado. No hacer discriminación por tipo de vacuna”, sostuvo.

Cardozo agregó que países del Caribe son más abiertos a la recepción de turistas y por ende cuentan con mayor interés por parte de los viajeros paraguayos actualmente, citó a México y República Dominicana, que solo piden vacunación contra el COVID-19.

El titular del gremio del sector turístico también mencionó que están aguardando que se abran las fronteras terrestres con Argentina, prevista para noviembre, un nicho necesario para el turismo.

No obstante, anticipó que, en principio, los viajes a ciertos destinos serán hasta incómodos, hasta que todo se vaya flexibilizando.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: