Ante la volatilidad del tipo de cambio, las operaciones forward se convierten en un buen refugio

A pesar de que el guaraní sea una de las monedas más estables de la región y acumule actualmente 8% de devaluación –nivel razonable según el BCP–, existen empresas que optan por disminuir el riesgo de una eventual volatilidad del tipo de cambio y para ello se valen de un servicio denominado forward. Te contamos en qué consiste.

Image description

El gerente de Tesorería del Banco Sudameris, Francisco Olivera, habló sobre el servicio de forward que tiene la entidad para que importadores y exportadores puedan tener un mayor control al momento de hacer sus cuentas. Las operaciones de forward consisten en la solicitud de divisas con la cotización actual para el retiro en un plazo no mayor a tres años.

“Una persona puede ir a comprar dólares yendo a un banco con el tipo de cambio del día. El producto, que es comúnmente conocido como forward, permite la compra de dólares con esa misma cotización, pero con un plazo fijado por el solicitante según sus necesidades de gestión”, explicó Olivera. Para ser más prácticos, si el plazo de un año vence el 1 de agosto de 2021 y el dólar está a G. 8.000, igual comprás con el cambio del 1 de agosto de 2020 (G.6.935) porque fue en esa fecha que solicitaste el forward.

“Los importadores normalmente hacen forward, porque traen mercaderías del extranjero con plazo de pago a 90 días. Si quieren asegurar no ser afectados por una eventual suba del dólar, realizan este tipo de operaciones”, argumentó Olivera, quien además añadió que otro beneficio del forward es que no es necesario pagarlo cuando lo solicitás, toda la operación se realiza el mismo día en el que se fijó el retiro de los dólares.

En el caso de los exportadores, tanto sojeros como frigoríficos, cobran por sus envíos en dólares, aunque tienen costos en guaraníes. En el hipotético caso de que el dólar baje, las empresas tendrán que usar más dólares para pagar salarios. “Para que una depreciación del dólar no se traduzca en mayores costos operativos, las empresas exportadoras tienen la posibilidad de optar por una operación de forward y disminuir riesgos”, sostuvo.

Asimismo, Olivera recordó que las operaciones de forward siempre estuvieron disponibles, pero cuando hay poca volatilidad no son tan demandadas porque posee un costo financiero que se calcula entre la tasa de interés del guaraní y el dólar. “Lo que pasaba antes era que la volatilidad con respecto a ese costo financiero, que llamamos carry, no justificaba resguardarse en operaciones forward”, acotó.

Es importante aclarar que el costo financiero o carry actualmente está en 4% y la devaluación desde enero a julio está en 9%.

Multinacionales son la que más la utilizan

“Muchas empresas, principalmente las multinacionales, tienen la política de hacer forward en cierto porcentaje para cubrir sus cuentas o enviar dividendos afuera. Esto es para no estar afectados ante una eventual devaluación”, expresó.

Restricciones del BCP

Algunas de las restricciones impuestas por el BCP para las operaciones de forward son las siguientes: los plazos no pueden superar los tres años, el volumen no puede exceder dos veces el promedio del volumen diario de los bancos en sus operaciones cambiarias de los últimos tres meses, ni superar el 80% del patrimonio en dólares efectivo del mes anterior.

“Si bien existen regulaciones, los volúmenes son amplios para la demanda de clientes de este producto, por lo que se puede afirmar que las restricciones no limitan al producto”, aclaró Olivera, quien por último valoró positivamente que la banca matriz ayude a que el producto se vuelva cada vez más práctico para los clientes.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: