Cáñamo industrial continúa proceso experimental con las distintas variedades

En la primera etapa de siembra, que comenzó en diciembre pasado, fueron introducidas cinco variedades, en principio, y luego se añadieron otras 10 más a los ensayos, que se llevaron a cabo en cinco localidades. “Con esto se busca prever qué variedades se adaptarán mejor a cada región”, explicó el ingeniero Santiago Bertoni, coordinador de Relacionamiento Internacional del Sector Agropecuario, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Image description

“En estos momentos, los cultivos que se hicieron en las cinco localidades están llegando a su etapa de evaluación, y se tienen un total de 15 variedades en los cultivos. Aunque la cantidad de variedades irá creciendo a futuro, porque la idea es hacer los ensayos con la mayor cantidad de elementos posibles”, afirmó. 

Sobre los procesos de cultivo, de momento continuarán con el sistema exploratorio por un ciclo más, y posteriormente determinarán cuáles son las variedades aprobadas. Esto podría darse a conocer entre setiembre u octubre, según estimaciones. 

“Necesariamente se tiene que hacer otro ciclo productivo para registrar las semillas en el registro nacional de cultivares. Este proceso se estipula en la Ley de Semillas, y debe ser cumplido con cualquier variedad o especie, ya sea de cáñamo industrial o de soja. En síntesis, se evalúa durante dos ciclos para contar con la aprobación”, agregó.

Por el lado de las empresas interesadas en invertir en este segmento, Bertoni sostuvo que los requisitos son similares a los exigidos con otras especies. Se pide la presentación de la personería jurídica, un representante legal, uno técnico, entre otras informaciones básicas. 

La idea concreta es conocer qué buscan importar, según Bertoni, la forma en que cultivarán la variedad, cómo harán los procesos y finalmente, cómo transportarán los productos terminados.

En la Resolución 315/19, firmada por el MAG, se establece los requisitos para el ensayo regulado del cáñamo industrial, y todas las empresas deben regirse por esta reglamentación. 

“Para la importación de semillas de cáñamo industrial están habilitadas las empresas Healthy Grains SA y Evona SA. No obstante, existen otras que están presentando sus documentaciones para ser habilitadas. Un dato no menor, es que no existe un cupo máximo de empresas que pueden ser habilitadas en esta categoría, porque no se aplica el mismo proceso de cannabis medicinal, considerando que tiene un tipo de uso completamente distinto y es de otra variedad”, aseguró. 

Con respecto a las extensiones de los cultivos, se determinó en la Resolución N°130, que se tendrá un límite de 2 hectáreas de cáñamo por productor, confirmó.

Sin embargo, estos pueden trabajar libremente con la empresa que deseen para una eventual comercialización, dijo el ingeniero. 

Usos

Esta planta se diferencia del cannabis porque presenta niveles de THC extremadamente bajos. A partir de ella se pueden crear productos textiles, alimenticios, cosméticos, medicinales, terapéuticos, u otros, concluyó. 

Proyección

En anteriores declaraciones, el ministro Rodolfo Friedmann confirmó que pretenden cultivar unas 25.000 hectáreas este año, lo que beneficiaría a unos 150.000 trabajadores. 

Cada uno podrá recibir un promedio de G. 10 millones por ciclo, y se podrán cultivar hasta dos veces por año.  


 

Control

Las etapas son controladas en conjunto por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: