Compartiendo más que amor: ¿cómo administrar las finanzas en pareja?

“Hablar sinceramente de finanzas es un pilar trascendental para el crecimiento de una pareja, ya sea un noviazgo o matrimonio”, expresó Francisco Gómez, CEO de Fortaleza. Si no se abordan los temas con claridad, es probable que se generen conflictos en la pareja, e incluso estas diferencias podrían llevar a una eventual ruptura, añadió.

Image description

Para muchos hablar de dinero sigue siendo un tema tabú, como cuánto se gana, cómo se lo gasta y de qué manera se administra. Y las parejas no están exentas de este tema que no en pocas ocasiones resulta incómodo, ya sea por la diferencia del salario, la desorganización financiera, sentido de independencia económica o creer que se tiene el control del otro a través del dinero.

Según Gómez, es ideal que la pareja pueda sentarse a conversar, sin discutir, explicando con total transparencia su situación financiera. “Esto quiere decir contar sobre todos los ingresos que tiene y comentar luego todos los egresos que no son de gastos comunes”, agregó.

De esta manera, se podrá anotar los egresos sobre los ingresos, y finalmente calcular cuál es la disponibilidad real. A partir de esto, la pareja –conociendo la realidad de ambos– podrá optar por un sistema de pagos compartidos, dividiéndose los pagos comunes en porcentajes acordes a sus posibilidades, o en un sistema de gastos único, depositando todos los ingresos en una misma cuenta, para saldar todas las deudas con una cuenta de pareja. 

Para Gómez, la forma de administrar los fondos depende de cada relación, pero “no es negociable debatir cada una de las decisiones que se tomarán”, enfatizó. A la par, reiteró que no existe un único sistema o uno más eficiente, porque depende de cada pareja y la transparencia de las acciones, su efectividad real.

“La base del éxito en este aspecto es la comunicación. Asimismo, es clave elaborar un esquema de planificación financiera que puede ser mensual, semestral o anual. Esto último determinará qué línea seguirán los miembros, conforme a sus ingresos y egresos. Esto sin dudas, trae tranquilidad y consolida el estado de bienestar”, aseguró.

En esta planificación es importante hacer frente a los compromisos asumidos con entidades o empresas, pero sin descuidar los porcentajes destinados al ahorro e inversión de largo plazo. Estos pueden ayudar a superar los imprevistos que surjan en cualquier momento o incluso a generar un plan de jubilación acorde al estilo de vida, subrayó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: