Todo depende. Ley de fomento automotor argentino podría ser positivo, según autopartistas paraguayos

El Poder Ejecutivo argentino promulgó una ley de beneficios fiscales a los fabricantes de automóviles que inviertan más, aumenten sus exportaciones y sustituyan sus importaciones.

 

Image description

¿Cómo podría impactar esto al rubro autopartista paraguayo? Todo aún es muy prematuro, pero al parecer dependerá de los contratos que manejen los fabricantes nacionales. 

 La nueva ley de promoción de la industria automotriz posee distintas patas, pero es principalmente un beneficio tributario para inversores que reintegren sus utilidades a sus operaciones, aumenten sus envíos al exterior o incluyan mano de obra y producción local a su cadena productiva.  

Según información oficial del gobierno de Alberto Fernández, con esta nueva normativa Argentina exportará este año 190.000 vehículos, lo que generará un crecimiento en volumen en las exportaciones totales del país vecino.  

Otro impacto que tendrá la ley de promoción automotriz se dará en el empleo. El propio ministro de economía, Sergio Massa, expresó que solo en el ámbito de la fabricación de autopartes incrementarán un 23% en mano de obra para fin de año.

En un primer vistazo, que Argentina incentive a empresas locales a nutrirse de autopartes de su propia mercado parece algo negativo para la industria paraguaya, comprendiendo que Paraguay cuenta con un acuerdo automotriz con el país vecino que comienza con un piso de US$ 35 millones y que todavía es difícil de cumplir.

 La presidente de la Asociación de Industrias Autopartistas del Paraguay (AIAP), Katherine Paredes, expresó que la normativa argentina es positiva en relación a la facilidad regional de adquisición de vehículos. "Eventualmente dependería de los aranceles de importación al país y su valor de reventa en Paraguay para que haya ventaja para los consumidores", subrayó. 

El argumento de la titular del gremio se sustenta en que en nuestro país hay una cantidad importante de personas que compran vehículos de Argentina. Sin embargo, respecto a la importación de partes, explicó que los beneficios dependen de los contratos que manejan los proveedores.  

"Las autopartes compiten por una licitación para la fabricación de modelos. Esto de alguna manera podría colocar a Paraguay en el mapa de competitividad logística", sostuvo. A su vez agregó que los resultados están sujetos a ventajas impositivas y de regímenes que puede ofrecer Paraguay para ser más atractivo a los inversionistas que deseen instalarse para la disposición de autopartes. 

En cuanto a la situación del rubro automotriz de Argentina, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), de la nación rioplatense señaló que Argentina exportó en los primeros ocho meses del año 195.465 vehículos, lo que representó un incremento interanual del 25,3%. Por otra parte, la producción de las terminales argentinas fue, en los primeros ocho meses, de 341.788 unidades, un 29,5 % más que en igual período de 2021.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: