Signature Collection de McDonald‘s: Una experiencia de sabor por cada bocado

Recetas gourmet al alcance de todos. Así se define la línea de hamburguesas Signature Collection de McDonald 's, una apuesta por el sabor y la calidad a precios asequibles.

Image description

Esta cadena de restaurantes que, clásicamente, había centrado su actividad en la producción de menús de comida rápida a precios low cost, lleva conciliando, desde hace tiempo, este gusto por el sabor con la suntuosidad de la cocina gourmet.

En esta tónica, Signature Collection se conforma como la apuesta definitiva dentro del sector hamburguesero, al tomar hamburguesas premium, pensadas para consumidores exigentes, y atribuirles precios notoriamente más baratos que los que se podrían encontrar en restaurantes de renombre.

Dando un paso más allá en esta apuesta, McDonald ‘s rechaza la existencia de una carta cerrada, optando así por la renovación constante, con el fin de presentar de forma periódica nuevos sabores exclusivos al alcance de todos. Esta idea que, a priori, supone una atractiva estrategia de marketing, no deja de consumarse como la Mc-filosofía de ofrecer a los clientes la mejor relación calidad-precio, una ideología que ciertamente es compartida por chefs de alta cocina, que son los encargados de dar vida a estas recetas tan ampliamente valoradas.

En consecuencia, las recetas gourmet son presentadas por tiempo limitado, suponiendo un reclamo difícil de ignorar, un plus de innovación a nivel empresarial y un aderezo de felicidad para comensales deseosos de deleitar sus sentidos con sabores y texturas que se funden en una experiencia organoléptica única.

En cualquier caso, las recetas no son un secreto y es que la calidad de las hamburguesas radica en la sencillez y armonía de los ingredientes. Dos claros ejemplos serían la Doble Cheddar Premium y la Club House, las creaciones más populares hasta el momento.

Por su parte, la Doble Cheddar Premium está hecha con pan tipo brioche, dos jugosas hamburguesas Premium 100% de carne de vacuno, cebolla grillada, queso cheddar y bacon muy crujiente. Mientras, la Club House añade cebolla caramelizada, tomate, lechuga, tocino carnoso y deliciosa salsa BigMac sobre la que se derrite una generosa ración de cheddar.

En palabras de muchos comensales, los ingredientes como tales no son los que logran otorgar la experiencia de sabor, sino que todo comienza en la calidad de estos. Partiendo de esa base, cualquier otro añadido, sea este una ensalada, papas, bebida o incluso la posibilidad de pedir a domicilio y que la comida llegue caliente, solo mejora la experiencia.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: