El cuestionado Robert Acevedo fue elegido Presidente del Congreso de una manera muy controvertida.