El empleo en América Latina crece marcado por informalidad