Peceras y acuarios con estilo

(Por Nora Vega - @noriveg) Los peces pueden llegar a ser la salvación para los que viven en departamentos, quieren mascotas y no tienen suficiente lugar. Primeramente hay que observar en donde va ser colocada la pecera y luego, dependiendo de la forma; si es redonda, cuadrada o rectangular, se escoge y se compra los diferentes peces. Si se dispone de más lugar, se puede colocar hasta un hermoso acuario.

Image description
El acuario da tranquilidad, aporta calma y reduce el estrés.
Image description
Algunos más osados, utilizaron su imaginación para convertir un acuario en la cabecera de una cama.
Image description
Los diseños van cambiando y hoy día hasta existen lavamanos en forma de peceras.
Image description
Grandes o chicos los acuarios siempre darán vida y convierten al espacio en lugar agradable.

El acuario se diferencia de la pecera, en que las condiciones ambientales son estables y controladas y están adecuadas para la vida de los organismos que van a vivir en él. Tener uno requiere una instalación compleja y planificada. Se necesita un estudio correcto de su ubicación, verificar el contenido que albergarán: el tipo de agua, de peces, de rocas y también un análisis de instalaciones, mecanismos y sistemas para mantener la temperatura y el oxígeno ideal.

Los amantes de la naturaleza, pueden optar por incluir dentro de la decoración de los diferentes espacios una pecera, como elemento central y accesorio principal, que generalmente suele ser más pequeña y no requiere de tantas instalaciones. También son una buena opción como mascota para los chicos, porque ellos pueden responsabilizarse y cuidarlos.

El lugar adecuado dependerá del tipo de decoración y el diseño del ambiente. Puede ser el comedor, la sala, el dormitorio, algún corredor o en la entrada de la casa. Además, siempre hay que tener en cuenta la correcta limpieza del agua, esto es muy importante para la conservación de los pececitos.

En el dormitorio
Una idea súper genial es colocarlo en el cuarto. Este elemento es un detalle hermoso y relajante, que resalta la belleza natural de los peces. Éstos son relajantes y ayudan a mejorar la salud emocional.

En el comedor
Nada mejor que comer admirando la naturaleza. Grandes o chicas, las peceras darán vida y convertirán al espacio en lugar agradable. En este caso, la originalidad juega un papel importante.

En la sala
Deben ser colocados en algún lugar en donde los peces se puedan lucir en todo su esplendor. Mejor si son alargadas y grandes. El diseño dependerá del estilo de la sala y del presupuesto que se disponga para realizar el proyecto.

Otros espacios
No necesariamente los acuarios o peceras tienen que estar en un lugar común. Pueden estar en los pasillos, podemos colocar en el piso, en la entrada de la casa o en algún espacio que llame la atención.

Modernas y vanguardistas
Algunos diseñadores dejaron volar su creatividad y hasta usaron un acuario como cabecera de la cama e inclusive existe un lavamanos que a su vez es una pecera. ¿Te imaginás lavándote las manos y que peces de colores estén debajo? Increíble. La imaginación es el techo para este tipo de elementos.

El movimiento tranquilo del agua, las hermosas plantas y los peces de diferentes colores nadando, aportan calma, reducen el estrés, aportan luminosidad a la habitación, decoran el lugar y hacen del entorno, un lugar perfecto para disfrutar.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: