Andrea Burt: “Empresas B están resolviendo problemas sociales y ambientales concretos”

Además de tener empresas B es importante que los consumidores se den cuenta del impacto que tienen sus decisiones en la comunidad y en el medioambiente, según la directora ejecutiva de Sistema B, Andrea Burt.

Image description

En ocasión del Día B, las empresas presentaron sus acciones destacadas como parte de la organización de este modelo de negocio que cree en el triple impacto, el social, el ambiental y el económico, al mismo tiempo.

“Celebramos a las empresas que están cambiando el mundo a través de su modelo de negocios” dijo la titular del movimiento que está presente en Paraguay desde 2016 y hoy en día nuclea a más de 760 empresas en América Latina, más de 4.100 en el mundo, y 23 en Paraguay, sobre lo que significó la jornada de charlas denominadas Día B.

Burt aseveró que además de tener empresas B es importante crear conciencia en el consumidor, y que por eso “estamos insistiendo en que los consumidores se den cuenta del impacto que tienen las decisiones que toman en la comunidad y en el medioambiente”.

Las 23 firmas nacionales denominadas empresas B, junto con otros actores económicos en América Latina, promueven una nueva economía basada en el éxito, y los beneficios financieros incorporan bienestar social y ambiental.

“Estas empresas están resolviendo problemas sociales y ambientales concretos”, indicó Andrea Burt, quien encabeza en Paraguay la organización articuladora de un movimiento global. En la jornada hablaron de casos como los de Sueñolar, Frutika, Nutrihuevos, Grupo Luminotecnia y Forestal Silvis, entre otros.

¿Cómo ser una empresa B?
El concepto de responsabilidad social evolucionó, “y creemos en el triple impacto donde la empresa puede generar impacto social, ambiental y económico al mismo tiempo. Eso hace que la empresa pueda ser sostenible en el tiempo, pero también sustentable”, agregó Burt.

La certificación de Empresa B es entregada por B Lab, una entidad sin fines de lucro en Estados Unidos. Para ello se someten a una evaluación integral de su sustentabilidad con instancias de certificación y recertificación; además de realizar enmiendas a sus herramientas de gobernanza legales.

Contar con certificación de producto sustentable es un valor agregado para las marcas, resaltó Burt, e invitó a sumarse a este movimiento. Las empresas interesadas deben estar presentes en un mercado competitivo, al menos, desde 12 meses antes.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: