Milord Hotel Boutique, el primero de su tipo a pasos de la costanera de Encarnación (empezó como restaurante)

Cerca de la costanera de Encarnación se encuentra ubicado Milord Hotel Boutique, que además de hospedaje, ofrece una vista al parque de la ciudad y al sambódromo. Un proyecto que empezó con una inversión de US$ 400.000 en un predio alquilado, dos años después, con la adquisición de un espacio mayor, la apuesta ascendió a US$ 1.500.000.
 

Image description
Image description
Image description
Image description

“Es importante destacar que como hoteleros invertimos constantemente para estar al nivel de nuestros clientes, lo que ayuda a que la gente nos elija día a día”, explicó su propietaria Tatiana Báez. Con su esposo, César Almirón, comenzaron a generar la idea en el 2009 cuando todavía vivían en el extranjero. Cuando volvieron a Paraguay abrieron un restaurante al que llamaron Milord & Vinorosso. 

Habilitaron el restaurante el 17 de octubre del 2009 y le pusieron Milord en honor a un tema musical de Édith Piaf. Comenzaron como una opción gastronómica, y en el 2010 surgió la idea de abrir un hotel boutique, el primero en el sur del país, en base a la necesidad de sus clientes, sobre todo los corporativos que buscaban un sitio donde hospedarse.

Ya en el 2011 habilitaron oficialmente las puertas del hotel en su local propio sobre la avenida Gaspar Rodríguez de Francia c/ 25 de Mayo, como complemento al restaurante. Comenzaron con ocho habitaciones, con un estilo ecléctico, tratando de crear algo diferente a lo que en ese entonces había en el mercado. En el 2012 ampliaron el hotel con siete habitaciones más, con las mismas características. Este año el restaurante y el hotel cumplirán 13 y 11 años, respectivamente.

Si bien cuentan con un buen equipo humano, los propietarios siempre están pendientes de los huéspedes ante cualquier eventualidad. La propietaria señaló que hoy el hotel cuenta con 13 habitaciones, todas ellas con las mismas comodidades, somier con almohadas de 200 hilos y frigobar.

Además, los clientes pueden disfrutar de un jardín que cuenta con un espacio de servicio de desayuno buffet. Y en temporada veraniega los huéspedes pueden hacer uso de la piscina. También tienen Wifi y estacionamiento privado. 

Mencionó además que la tarifa de la habitación para una sola persona es de G. 250.000 por noche, desayuno incluido y todos los servicios que ofrece el hotel. A partir de G. 350.000 ya tienen disponibles habitaciones con base doble. Al tratarse de una ciudad veraniega, la mayor demanda es en diciembre, enero y febrero. Sin embargo, también tienen mucha afluencia en fechas especiales. 

“Tanto César como yo estamos muy contentos por el camino recorrido, agradecemos a todas las personas que nos eligen siempre, aquellos que incluso vienen de otros países. Siempre el esfuerzo y la dedicación dan sus frutos, y lo importante para nosotros es que la gente se sienta a gusto. Lo que nos diferencia de los demás hoteles es que ofrecemos un trato personalizado, caracterizados por el buen servicio, tanto en el restaurante como en el hotel. La idea es que el cliente se sienta como en su casa, pero con servicio hotelero”, puntualizó Báez.
 
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: