Adolfo Jara, el ingeniero que construyó el GuaraníSat-1: “El satélite permitirá que diversos actores de la economía nacional usen la herramienta para realizar ensayos”

(Por Diego Díaz) GuaraníSat-1 es el nombre del primer satélite paraguayo que está a punto de entrar en órbita para marcar un hito en la historia del país. Para el ingeniero Adolfo Jara (32), quien fue uno de los que trabajó en el proyecto, el desarrollo espacial nacional continuará avanzando y próximamente tendremos otro satélite en proceso de construcción.

Image description
Image description
Image description
Image description

El pasado sábado 20 de febrero a las 14:36 la Agencia Espacial del Paraguay (AEP) lanzó el primer satélite paraguayo desde el Puerto Espacial del Atlántico Medio de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), ubicado en Virginia. Al respecto, Jara −que actualmente se encuentra en Kyushu, Japón− contó a InfoNegocios los detalles del GuaraníSat-1, la utilidad que tendrá para el país y el futuro de la industria espacial paraguaya.

-¿Cómo fue para que Paraguay forme parte del programa? 

-La Agencia Espacial del Paraguay firmó una carta de intención con el Instituto de Tecnología de Kyushu de manera a formar parte del Programa Internacional llamado Birds, el cual es apoyado por las Naciones Unidas a través de su Oficina para Asuntos del Espacio Exterior (Unoosa) y la Agencia de Exploración Japonesa (Jaxa). En ese marco, en noviembre del 2018 me trasladé a Japón para trabajar en el satélite y cursar mis estudios de doctorado -en Ingeniería de Sistemas Eléctricos y Espaciales- como beneficiario del Programa Nacional de Becas Carlos Antonio López (Becal).

-¿En qué área trabajaste durante la elaboración del GuaraníSat-1?

-La idea era que me involucre en todas las etapas del desarrollo del satélite, trabajé con muchos aspectos, pero mi rol principal fue la programación del software y la integración. Mi compañero Aníbal Mendoza se encargó de la parte estructural, el análisis térmico y todo lo que se refiere ensayos ambientales.

-¿Existe una fecha estimada para que el satélite entre en órbita?

-El martes a la mañana el cohete Antares llegó a la estación y nuestro satélite se incluyó a las tareas de los astronautas. Esperemos que en los próximos días el brazo robótico ya ponga en órbita el GuaraníSat-1.

-¿Cuándo finalice todo este proceso a qué te vas a abocar?

-Soy ingeniero electrónico por la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción y desde el 2013 trabajo como ingeniero investigador y encargado de cátedra de ingeniería electrónica, ingeniería aeronáutica y licenciatura en electricidad. Desde siempre mi ámbito fue el académico, pero en el 2018 llegué a la Agencia Espacial del Paraguay. La tarea que tenemos ahora Aníbal Mendoza y yo es volver de Japón a Paraguay y enseñar a otros profesionales a desarrollar satélites para los próximos programas de Paraguay.

-¿En qué aspectos favorecerá al país el GuaraníSat-1?

-Desde mi criterio personal, nos beneficia aumentando nuestra soberanía porque con esto Paraguay podrá hacer uso de su derecho al espacio ultraterrestre. También da al país una mayor visibilidad, aunque sea uno de los últimos de la región en tener un satélite. Que la NASA haya felicitado al país no es poca cosa y abrirá una infinidad de puertas para la cooperación internacional con países importantes como Japón y los miembros de la Unión Europea.

Por otra parte, el satélite permitirá que diversos actores de la economía nacional usen la herramienta para realizar ensayos, probar materiales nuevos y elaborar productos nuevos. Desde el punto de vista académico será muy interesante lo que puede producir el satélite ya que genera una oportunidad de formar a jóvenes a un altísimo nivel y servirá para mejorar la observación y la recolección de datos.

-¿Tener un satélite en órbita tiene algo que ver con la posibilidad de mejorar la conexión a internet?

-Tiene mucho que ver. El desarrollo del segundo satélite se dará tras un estudio acabado que realizaremos en conjunto con todos los sectores, llámese comunicaciones, ganadería, urbanismo y otros. Dicha articulación tendrá como objetivo definir qué tipo de desarrollo haremos, si construiremos un satélite de comunicaciones u otro de observación.

-¿Hay otros profesionales paraguayos formándose para trabajar en la industria espacial?

-Mi compañero Aníbal Mendoza es ingeniero aeronáutico y continúa formándose, pero aparte hay otros dos becados más en Japón, uno que llega gracias la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (Jica) y otro por parte de las Naciones Unidas. Además, tengo conocimiento que hoy en día existen dos personas formándose en Taiwán en el área de conocimiento y existen negociaciones para que paraguayos se formen para ser cosmonautas en Rusia.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: