Cerrito es un paraíso de aguas cristalinas alejado del ruido de la ciudad (ideal para los amantes de la pesca)

Cerrito es una ciudad del departamento de Ñeembucú, ubicada a 100 km de Pilar, sobre la margen derecha del río Paraná, frente a Yahapé, Argentina. Es un lugar privilegiado por la naturaleza. Su nombre se debe por ser la única zona elevada del departamento y tiene numerosos atractivos como las playas Pombero, Lago Sirena y Boca Guasu.

Image description
Image description
Image description

Su nombre proviene de un pequeño cerro desde el cual se tiene una hermosa vista del río. Esta elevación tiene como nombre Itá Punta. En la zona existen innumerables esteros, arroyos y ríos que contribuyen a que el clima sea fresco y húmedo. Es perfecto para la pesca y también para deportes acuáticos como el kayak o el jet ski. Se puede llegar por tierra como por medio de embarcaciones.

La Playa en el Lago Sirena es sin duda una de las playas más extensas de todo Paraguay, con casi 2.500 metros de longitud, abarcando gran parte de la Bahía Sirena, a menudo confundida con un lago o laguna. Lo que la distingue es que este cuerpo de agua es, en realidad, una extensión del Río Paraná, lo que implica que sus aguas se nutren directamente de este majestuoso río. 

Esta conexión natural se refleja en la claridad y la pureza de sus aguas durante los meses en los que las lluvias no son abundantes. En este período, las aguas del Lago Sirena se mantienen cristalinas, en marcado contraste con el típico color marrón o verdoso que a menudo caracteriza a las aguas dulces.

Para los que gustan de las playas y los entretenimientos en el río, el Lago Sirena deslumbra con sus kilómetros de espesa arena y aguas cristalinas. Esta playa es un destino verdaderamente especial para las familias, ya que sus aguas son poco profundas y serenas, lo que crea un entorno seguro y placentero para que grandes y chicos disfruten de sus arenas claras y del hermoso paisaje natural que la rodea. 

La Isla Pombero, por su parte, es un paraíso escondido en el sur del país. A siete horas de Asunción, en el departamento de Ñeembucú, se encuentra Cerrito, un lugar poco conocido, ideal para los que tienen espíritu aventurero, pero los más atrevidos dicen que quieren volver siempre. Es un destino de verano apreciado por sus aguas cristalinas y encantos únicos, que de seguro muy pocos paraguayos conocen.

En Boca Guasu prepará tu cámara, porque seguramente te va a sorprender. Eso sí, aunque se accede por tierra es necesario que lleves todo lo indispensable para pasar un buen día. Y hay que tener en cuenta que el lugar no tiene un solo árbol, así que hay que llevar mucha agua o tereré. 

Entre los lugares para quedarse en Cerrito figuran el Sirena del Sur, Hotel Mirador, Cabaña Don Enrique, Cabaña La Cucha y Nenucha, Cabaña La Misionera, Cabañas del Paraná, Casa Turística Wolves, Posada El Pescador I, Posada Brisas del Paraná, Posada El Campesino, Posada El Dorado, Posada El Rancho Feliz, Posada Isla Pombero, Posada Itá Punta, Posada La Duna Posada Vera, Hospedaje Lago Sirena, entre otros. 

En cuanto a gastronomía, algunos de los lugares recomendados en la página @cerrito_neembucu_paraguay son el Bar y Comedor los Hermanos, el Comedor del Sur, el Comedor Waldycar, San Diego Restó Bar, Sirena Restó Bar y Summer Restó-Bar.

En tu estadía por la ciudad, no te olvides de pasar por la Oficina de Información Turística - Cerrito Ñeembucú, ahí vas a encontrar estos hermosos recuerditos para regalar o autoregalarte.

Tu opinión enriquece este artículo: