Quinta Yvaga proporciona un escenario propicio para el turismo de romance en Paraguarí

El predio de 21 hectáreas donde se encuentra Quinta Yvaga se ubica entre los cerros Hũ y Santo Tomás, lo que otorga una vista envidiable. A pasos de la eco-reserva Mbatoví y de la ruta Paraguarí - Piribebuy.


 

Image description
Image description
Image description
Image description

Se trata de una casa quinta con todas las comodidades, según Mateo Da Costa, propietario y gerente de Quinta Yvaga, quien en 2017, junto a su madre, Ana María Corvalán Vda. de Bueno inició el proyecto, que se hizo conocido a través del boca en boca.

Debido a que se encuentra en un terreno elevado, “da una sensación de estar realmente en el cielo, y de ahí viene el nombre en guaraní, Yvaga”, expresó Da Costa, quien además reconoció que muchas parejas terminan comprometiéndose en el lugar, debido a su aire romántico.

Por el momento, el lugar prioriza la intimidad de los núcleos de familias y amigos, ya que los propietarios lo ven como una oferta más particular y exclusiva, que brinda mayor privacidad. El establecimiento cuenta con una capacidad máxima para ocho personas y la opción de adicionar dos más.

Las dos habitaciones de la amplia casa se proyectaron como suites y cada una está equipada con una cama matrimonial y una cama de dos plazas, aire acondicionado, toallas y ropa de cama, decoración exclusiva y baños independientes. Por su parte, la cocina cuenta con todos los electrodomésticos necesarios, así como cubiertos y utensilios para elaborar las comidas o el asado en el quincho disponible.

“Si hay algo en lo que vale la pena hacer énfasis, es el gran detalle y cuidado que mi madre tiene, esto es la esencia de la quinta”, comentó Mateo Da Costa, que también agregó que ella misma se encarga de supervisar la limpieza, la recepción correcta a los clientes, la  comodidad de cada huésped y la estética de los lugares de descanso, incluso la decoración  de las pedidas de mano.

Ubicada en un terreno de 21 hectáreas, los huéspedes de Quinta Yvaga tienen la posibilidad de realizar senderismo. Durante la exploración del área los visitantes podrán encontrarse con la naciente de un arroyo, así como una piscina de agua natural de la naciente, la cual no interviene en el curso del arroyo. Según Da Costa, la belleza de esta piscina se “roba el show”, sin embargo, cada área de la quinta se encuentra en constante cambio.

Proyectos a futuro
Los propietarios planean sumar una nueva construcción, enfocada a recibir parejas, en un entorno acogedor para dos personas. De forma paralela, se encuentran realizando un proyecto de reforestación del área.

Para reservas, contactar al (0981) 503-077, tanto para eventos (pequeños, de hasta máximo, 15 personas), o estadía en planes conversables, y siempre con reserva previa.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: