The Wave, maravilla única de la naturaleza

(Por Nora Vega - @noriveg) The Wave es una espectacular formación rocosa arenisca situada en la frontera de Arizona y Utah, Estados Unidos. Está considerado como uno de los lugares más increíbles del mundo, y las visitas están limitadas a solo 20 personas al día. Data del Jurásico, hace 190 millones de años, y parece de otro planeta.

Image description
The Wave está situada en la frontera de Arizona y Utah.
Image description
Es una espectacular formación rocosa arenisca que parece de otro planeta.
Image description
Las visitas están limitadas a solo 20 personas al día.

The Wave es un lugar famoso entre fotógrafos y excursionistas. Un paisaje de formas onduladas a modo de “ola” y colores anaranjados y rojizos. Según se cree, originariamente era un conjunto de dunas que con el paso del tiempo se transformaron en roca sólida.

Actualmente su visita se limita a 20 personas por día, que obtienen el permiso mediante un sorteo. Se pretende con esto favorecer su conservación. Es una de las formaciones geológicas más fascinantes de los Estados Unidos y del mundo entero.

Esta formación rocosa tiene una altura máxima de 107 metros y para recorrerla en toda su extensión (ida y vuelta) es necesario recorrer unos 10 kilómetros. La gran cantidad de capas de arenisca situadas una encima de otra, producen un contraste de los colores que varían desde el negro, el marrón, el beige y el blanco.

SOLO 20 PERSONAS AL DÍA

La onda está situada en una zona árida de Estados Unidos, pero ocasionalmente, se producen diluvios que erosionan de la piedra arenisca, y por esta razón el agua corre rápidamente a través del valle, dando lugar a estas maravillosas formas. Un lugar fascinante.

Los excursionistas deben gestionar permisos para hacer su visita en la Oficina de Administración de Tierras (BLM) de Estados Unidos, el organismo que administra este desierto. Allí, se les proporciona a los viajeros una guía oficial para llegar hasta La Ola de Piedra, la cual está diseñada para ser usada con brújula, GPS, o mediante la navegación visual.

Se puede acceder en auto hasta un sitio cercano, pero luego se debe seguir la travesía a pie por el desierto. Es una caminata de 4,8 kilómetros de ida a través del desierto, con altísimas temperaturas, fuertes vigorosos, tormentas de arena y escasa sombra. El trayecto no es apto para todos, pero es ideal para aquellos aventureros que quieran admirar de cerca las maravillas de la naturaleza.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: