Estiman embarcar 150.000 toneladas de granos con nueva ventana de navegación en el río Paraná

Los agroexportadores atraviesan dificultades con las aguas bajas a raíz de la sequía. Ante lo cual, finalmente Paraguay y Brasil acordaron la apertura de compuertas de la hidroeléctrica Itaipú. Este sistema permitirá, temporalmente, obtener caudal de agua para poder navegar y exportar la materia prima.
 

Image description

Al respecto, Hugo Pastore, director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), mencionó que es un pedido que se hizo el año pasado, ya que con la situación del río estimaron que seguiría empeorando la posibilidad de embarcar los granos.

Luego inició la reducción de la producción, pero de todas formas urge cumplir los compromisos comerciales. Vale recordar que marzo es la temporada de cosecha de la soja, principal producto de exportación.

“Esto va a ayudar sin duda a movilizar parte de la producción de la zona del Alto Paraná. No obstante, parte del producto ya se tuvo que transportar vía terrestre hacia otros puertos porque al haber tan poca soja, la necesidad de cumplimiento de los compromisos obligaba a movilizar hacia el departamento Central”, remarcó.

El ejecutivo puntualizó que con esta información las empresas empezarán a organizar su logística para disponer la entrada de los convoyes para la carga.

Asimismo, subrayó que “la ventana es para la bajada de los convoyes cargados, no hay una ventana para la subida de los convoyes”, cuyo desenvolvimiento dependerá de la naturaleza, al tiempo de apuntar que está lloviendo en la naciente del río Iguazú, lo que ayudaría con la subida.

Toneladas de soja
Manifestó que tenían previsto que la zafra de verano, sin incluir la zafriña, estaría en alrededor de 3,5 millones de toneladas, lo que según la última revisión, arroja una nueva reducción.

Con la zafriña, si bien se estuvo sembrando, dependerá de cómo sigue el clima y por ende su potencial de producción.

Con este escenario estiman que se estarán exportando mediante la apertura de exclusas entre siete a 10 convoyes, lo que daría más o menos unas 150.000 toneladas.

A nivel país, dijo que hay que evaluar la calidad de la soja que con el efecto de la sequía no es “la tradicional tan noble que tiene nuestro grano. Se ha afectado”.

En consecuencia, también se traduciría en la merma de insumos para las industrias ligadas a los granos de soja. “Las industrias nacionales tendrán una dificultad mayor en términos técnicos para procesarla. Hay que ver si se procesa y llegan a 1.500.000 toneladas, eso está por verse”, indicó.

Aseguró que este año el ciclo de la agricultura a gran escala será corto, puesto que no hay mucho volumen y los procesos terminarán rápido. 

A través de la ventana de agua se obtendrá una altura de hasta 0,90 metros en el hidrómetro de Ituzaingó durante el jueves 10 y viernes 11 de marzo, de esta forma los convoyes cargados podrán a un calado de 7 pies, atravesar las zonas críticas en el río Paraná.

Esta operación se desarrollará como efecto de la reposición del embalse de Itaipú el mes de febrero, de modo a alcanzar 218 metros de cota que será aprovechado entre el 6 y el 12 de marzo. Esto, a su vez está calculado con base en parámetros pluviométricos proyectados a la fecha.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: