Vuelve a su cauce: Se normaliza navegabilidad y esperan que aumente ritmo de exportaciones

Luego de tres años y medio se recupera la navegabilidad de los principales ríos del país, Paraguay y Paraná, en un momento clave para la exportación y con una cosecha de granos que cumplió la meta esperada.

Image description

El vicepresidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (CAFyM), Juan Carlos Muñoz, mencionó que “afortunadamente se produjo una buena cosecha de soja”, por lo cual se llegaría a las casi 10 millones de toneladas, con las que se inicia el proceso de exportación fluvial.

“Los niveles de agua del río Paraná, primer demandante para trasbordo, están siendo muy auspiciosos. Ya tenemos casi 200 barcazas que han pasado aguas abajo de Yacyretá. El movimiento es constante y se está trabajando”, expuso. En contrapartida, lamentó que las inundaciones en la zona de influencia estén perjudicando a las comunidades ribereñas, principalmente en Ayolas.

No obstante, la navegación experimenta un respiro luego de años de sequía, fenómeno conocido como La Niña. Con este nuevo escenario, el gremio de la navegación observa que recién este año podrá navegar en óptimas condiciones.

“El río Paraguay se está recuperando. Hace como 20 días en Cáceres, Brasil, superó los 4 m, lo cual es una buena noticia para el índice de navegabilidad aguas abajo. Así que esperamos, después de tres años y medio, poder tener niveles de servicio al 100%, cosa que no lográbamos en estos últimos tiempos”, comentó.

Las últimas precipitaciones registradas en la cuenca del Paraná, una de las más extensas de Sudamérica, aliviaron el flujo de carga que intercambian países del Mercosur, que en estos últimos años se vieron obligados a pagar sobrecosto de fletes por no poder embarcar el peso ideal en las barcazas. Su unión con el Río de la Plata, supone la conexión de Paraguay al mundo.

En Asunción, el nivel del río Paraguay llegó a 1,94 metros con una tendencia al elevamiento. De acuerdo a las proyecciones meteorológicas, las lluvias persistirán en gran parte del país. Vale recordar que conforme a las perspectivas señaladas, el fenómeno La Niña culminaría en el primer trimestre del año. 

Tu opinión enriquece este artículo: