Big data y data analysis para e-commerce: "Si no nos capacitamos, no tenemos chance"

Muchas empresas siguen sin explorar los múltiples usos del big data para estrategias de e-commerce. No obstante, existen pruebas de que resultados sumamente favorables son posibles gracias a su exploración y análisis. Empresas consultoras de e-commerce ya asesoran a grandes tiendas digitales para optimizar sus conversiones.


 

Image description

Por sobre todo, es importante entender que el big data es la mayor y mejor herramienta que los especialistas en marketing pueden usar para sus campañas y estrategias: enormes cantidades de datos, cuya utilidad abarca la segmentación de audiencia, la categorización de posibles clientes y la predicción de mejores candidatos para anuncios pautados.

Pero en el mercado, la funcionalidad de los datos no se limita a la pauta. “La pauta es solo un primer paso para que los consumidores ingresen a tu tienda digital; pero después tu tienda tiene que acompañar eso hasta conseguir la conversión final”, explicó Luis Urrutia, fundador de la empresa Teo, desarrolladora de e-commerce.

Urrutia se refirió por conversión a las acciones valiosas para la empresa luego de cada interacción de un anuncio con en público. “Hay un montón de elementos dentro de la tienda que determinan esa conversión final: los tiempos de carga de la página, pago habilitado con PayPal, etc. Lo que recomendamos son servicios de consultoría, servicios que hacemos en Teo: acompañamos al cliente hasta la conversión final”, agregó.

¿Cómo se conjugan los datos para el e-commerce?
El big data permite el data analisys, es decir, el análisis de toda la información que genera la tienda y la posibilidad de relacionar esos datos entre sí. “Cada movimiento dentro de una tienda digital se registra, cada vista, cada carga de página, cada compra que hacés relaciona un producto con otro; se puede relacionar un producto con perfiles de consumidor de acuerdo al sexo, demografía; toda la información recopilada del consumidor, ingresa a un software potente para determinar el perfil, de manera a mejorar la oferta”, describió.

“Realizando una analogía con un supermercado, cuesta mucho determinar el comportamiento de un consumidor: el trayecto que realiza, los días que visita el lugar, las góndolas que más recorre. Sin embargo, se requiere mucho menos esfuerzo para realizar el seguimiento de la actividad de los consumidores en una tienda digital”, ejemplificó.

De manera digital, se puede determinar categoría de clientes, analizar su comportamiento (por ejemplo, cuántas marcas cliquea antes de añadir una a su bolsa de compras), en fin, determinar cuál es el comportamiento del consumidor. Mediante el análisis y la minería de datos, se podrá determinar probables acciones futuras de acuerdo a modelos, efectuados a partir de datos recopilados, funcionales tanto para las empresas, que serán más eficientes, como para clientes, que accederán más rápido a los bienes y servicios que en verdad desean.

Si bien, con el data mining y el análisis de datos el tiempo de las empresas se optimiza en relación a estrategias más arcaicas de segmentación de consumidores, según Urrutia, “no es un tema de tiempo; se trata de hacer que las acciones sean más eficientes, en la compra y en torno a la inversión publicitaria, también la fidelización de los clientes”.

Lo fundamental es saber qué tipo de funcionamiento se pretende para determinar el tipo de acción a realizar mediante el análisis previo de datos. Las acciones correctas dependerán del tipo de datos. Por ejemplo, Facebook perfila el tipo de consumidor de la empresa, entonces no es tan necesario para la tienda digital tener datos relacionados a sí mismos y su tipo de clientes. Es decir, para una tienda digital ya no será tan importante tener presente los datos que categorizan a un consumidor como propio, sino los datos que direccionarán a productos y consumidores entre sí.

Es necesaria la capacitación
“Todavía no hay un grupo importante de gente que maneje este tipo de proyectos, es todavía totalmente nuevo aquí, entonces la experiencia se está formando por el camino, no hay muchos expertos. Evidentemente en otros países como Estados Unidos y algunos similares que tienen el e-commerce en una posición más fuerte, ya lo tienen más claro”, afirmó Urrutia y advirtió que “si no nos capacitamos, no tenemos chance”.

Respecto a la posibilidad de que exista más inversión en el país mediante el crecimiento y la capacitación en análisis de datos para e-commerce, indicó que no lo considera fehaciente, ya que en el exterior, el ámbito se encuentra mucho más desarrollado. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el e-commerce sin una estrategia digital, no va a vender. “Si se maneja el e-commerce con las herramientas equivocadas, seguirá pareciendo que en Paraguay no funciona. Es un preconcepto latente… pero si hacés una página web para ofrecer tus productos y no hacés ningún esfuerzo adicional estratégico, es como abrir una tienda en un callejón sin salida, sin cartel y sin luz”, concluyó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: