El tereré: Un patrimonio que podría incentivar el turismo en Paraguay

Hace unos días la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció al tereré como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, agregándolo a la lista de 584 elementos correspondientes a 131 países del mundo. Para Cristina Escobar, directora de Patrimonio de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), se trata de un importante instrumento para el desarrollo económico local, así como un incentivo a la llegada de turistas a nuestro país.

Image description

“Las prácticas y los conocimientos tradicionales relacionados con el tereré, bebida ancestral guaraní, están muy extendidos por todo el territorio del Paraguay. Los depositarios de este elemento del patrimonio cultural inmaterial son muy numerosos y diversos”, reza la declaración de la Unesco, y agrega hacia al final: “Esta práctica cultural fomenta la cohesión social porque el contexto espacial y temporal del consumo del tereré propicia la inclusión, la amistad, el diálogo, el respeto y la solidaridad. Además, acrecienta la estima de las nuevas generaciones por el rico legado guaraní en los ámbitos de la cultura y la botánica”.

Es importante mencionar que la organización define como patrimonio cultural no solo a monumentos y colecciones de objetos, sino también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes. “Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización. La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida”, explica.

Sobre la relevancia de tal reconocimiento para el turismo en Paraguay expresó: “En el ámbito turístico, las declaraciones de Patrimonio Inmaterial de la Unesco son un poderoso instrumento para el desarrollo económico local y un beneficioso incentivo de la actividad turística. Asimismo, cobran protagonismo ya que se identifican con un logotipo propio empleado para  promocionar y difundir la nueva marca de Patrimonio Cultural Inmaterial”.

En este punto, vale recordar otros patrimonios culturales inmateriales que son ampliamente conocidos en el mundo y que se convirtieron en un distintivo para los países en el extranjero debido a su influencia. Este es el caso de la celebración del Día de los Muertos en México, cuyas calaveras, flores, y vivos colores atraen a miles de turistas cada año. Lo mismo sucede con la cocina tradicional mexicana, reconocida por su modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales.

Otro ejemplo destacado es el del reggae en Jamaica, uno de sus principales atractivos, que el país utiliza para promocionar el turismo en la isla. Esto también sucede con el flamenco en España, una expresión artística resultante de la fusión de la música vocal, el arte de la danza y el acompañamiento musical, denominados respectivamente cante, baile y toque. El flamenco tiene origen en la comunidad de Andalucía, situada al sur de España, aunque también tiene raíces en otras regiones como Murcia y Extremadura.

“Aunque el motivo principal de las inscripciones en la lista es la protección y conservación de los elementos declarados, acceder a este reconocimiento se convirtió en un ansiado sello para planificadores, gestores y profesionales del turismo. De ahí que para la Senatur esta marca constituya un factor de éxito para el desarrollo de estrategias y la planificación turística que redundarán en el aumento del flujo turístico y en un impacto económico positivo, así como un aliciente para la inversión turística”, resaltó.

En Paraguay ya existen algunos sitios turísticos dedicados a nuestra bebida tradicional, por ejemplo Tereré Literario, un espacio cultural y biblioteca situado en el Mercado 4 de Asunción que busca reivindicar y valorizar el tereré como manifestación cultural, el uso de las hierbas medicinales,  y todo lo que engloba la tradición, sean los yuyeros, vendedores y productores. 

Por otro lado, en Ciudad del Este proyectan crear el Paseo del Tereré que, de acuerdo a la Secretaría Nacional de Cultura, pretende ser un espacio cultural y turístico teniendo como centro al tereré mediante la elaboración de murales que mostrarán la historia del mercado de Abasto de la capital altoparanaense, como también de la tradicional bebida paraguaya y sus distintas formas de preparación. En el lugar también se instalarán huertas con remedios naturales, promoviendo y preservando los conocimientos ancestrales.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: