Mujeres rurales paraguayas se destacan por su labor y desempeño en la agricultura familiar

(Por LF) Las mujeres representan una proporción sustancial de la fuerza agrícola en nuestro país. Como productoras de alimentos y, en muchos casos, cabezas de familia, llevan adelante el trabajo de campo con mucho tesón. En conmemoración a ellas, entrevistamos a dos ejemplos de esfuerzo y superación, Solange Wermann, joven productora de Itapúa, que integra la agricultura y la cría de animales de granja para ayudar en la economía del hogar y Luisa Ramírez Arce, de San Pedro, madre de 11 hijos, dedicada a la producción y comercialización de variados productos agrícolas.

Image description
Image description
Image description

“Desde chica estoy involucrada en el sector agrícola, nací y crecí en la chacra de mis abuelos, mis padres también se dedicaban al campo y con mi familia decidimos seguir el mismo ritmo, cultivando y también criando animales. Trabajamos juntos con mi marido acompañados de nuestro pequeño de siete años”, contó en conversación con InfoNegocios, Solange Wermann.

Detalló que en su granja ubicada en el distrito de Carlos Antonio López, en el departamento de Itapúa, se dedican al cultivo de poroto, mandioca, maíz, avena, soja, verduras y también frutas, tanto para el consumo familiar como para la venta.

“Nuestra producción es nuestro sustento económico y con mi marido trabajamos por igual, yo como ama de casa y agricultora puedo decir que el trabajo de campo retribuye y que las mujeres también podemos ser partícipes de estas labores, no solo es obligación del hombre, nosotras también podemos colaborar para hacer crecer la economía familiar y prosperar”, manifestó.

Solange afirmó que “en nuestro país existen muchas mujeres guapísimas dedicadas a la agricultura”, las cuales son ejemplos de lucha y superación. “Lo mejor que hay es el amor que uno puede sentir por el campo y por la agricultura y cuando una procura y trabaja con pasión siempre se ve los frutos y una vez que esos frutos se ven, nadie más quiere parar de trabajar”, destacó.

Así también opinó doña Luisa Ramírez Arce, otra gran y esforzada productora de la localidad de Panchito López de San Pedro del Ycuamandyyú, madre de 11 hijos, dedicada a la producción de maíz, soja, girasol y hortalizas. “Somos muchas las que nos encontramos trabajando en el sector agrícola, pero hay que reconocer que es un rubro que exige mucho esfuerzo y dedicación. Las mujeres somos aguerridas y debemos estar orgullosas de nuestro trabajo, pero para salir adelante hay que comprometerse, no hay que tener vergüenza de salir a vender, recorrer y tocar puertas”, expresó.

“Particularmente, yo me encuentro muy satisfecha con mi producción y mi huerta e insto a otras mujeres a considerar la agricultura como una opción para salir adelante ya que otorga buenos ingresos si se trabaja duro y con empeño, sumado a que la producción sirve también para el autoconsumo del productor y de su familia”, consideró Luisa.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: